LA PROPUESTA DEL VILLARREAL

Villarreal+v+Arsenal+UEFA+Champions+League+9VSZgmPqwCdl

Hace tan solo cuatro años Marcos Senna aparecía ante los medios de comunicación visiblemente afectado. Su equipo, el Villarreal, acababa de descender a Segunda División, tras perder frente al Atlético de Madrid en la última jornada. Senna era el líder de la plantilla y fue una de las claves de la selección española en el triunfo en la Eurocopa de Austria y Suiza. Su Villarreal, equipo al que llegó procedente del Caetano en 2002, había sufrido durante toda la temporada y perdió la categoría en una jornada trágica para la afición del Madrigal. El hispanobrasileño prometió con la voz quebrada que devolvería al submarino amarillo a Primera División.

Villareal es una ciudad industrial situada en la provincia de Castellón de apenas 50.000 habitantes. Fernando Roig, el presidente del equipo, es un hombre ambicioso. No prestó atención a la modestia del club y quiso construir un proyecto que lo situase entre los referentes del fútbol español. Se valió de la fortuna que ha hecho su familia con acciones de la cadena de supermercados Mercadona y de sus otros negocios: dirige la cerámica Pamesa y la empresa de energía eólica Reomar. En 5 años el Villarreal se consolidó en la élite del fútbol español y por su plantilla pasaron grandes futbolistas: Juan Román Riquelme, Diego Forlán, Nilmar, Giuseppe Rossi, Santi Cazorla (procedente de las categorías inferiores), el citado Marcos Senna, Cani o Robert Pirés. En la temporada 2005/2006 el Villarreal llegó a soñar en Europa pero el fallo de Riquelme ante el Arsenal le privó de jugar una final de la Champions contra el Barcelona de Rikjaard. El equipo se fue renovando tras vender a alguna de sus estrellas y desarrolló su identidad con un fútbol de buen gusto, en el que primaba el juego de toque. El Villarreal firmó buenas temporadas, pero volvió a toparse con la barrera de las semifinales (ha perdido las cinco semifinales que ha disputado al máximo nivel). Los años de bonanza fueron contraproducentes para el club en el aspecto económico. Pese a que siempre acertaba en la compra / venta, el Villarreal vivió por encima de sus posibilidades y no pudo hacer frente a los sueldos de la plantilla, contrayendo una deuda con la administración tributaria. Tras el descenso en 2011, Fernando Roig vendió un paquete de acciones de la cadena Mercadona (el 2, 4 %) e impuso una remodelación del club. Fueron traspasados los futbolistas con la ficha más alta y se atendió a los talentos de la cantera. El equipo liquidó su deuda de 10 millones con Hacienda e invirtió en la ampliación de sus instalaciones, para facilitar la formación de sus canteranos. La virtud del Villarreal no se limita a dar facilidades a los canteranos para que evolucionen, con buenas instalaciones y equipos competitivos. El gran acierto reside en darle a los canteranos las esperanzas de que en el club castellonense, si trabajan con constancia, tendrán su oportunidad. Los entrenadores (Pellegrini, Garrido, Valverde o Marcelino) suelen tener la valentía necesaria para poner en el campo a futbolistas jóvenes, teóricamente inexpertos. Los chicos corresponden con una equilibrada mezcla de calidad y madurez y poco a poco se asientan en el primer equipo, con la ayuda de los veteranos. El Villarreal mantuvo alguna de las piezas claves del equipo que impresionó hasta 2011 en Primera División (Marcos Senna, Bruno Soriano, Cani, Mateo Musacchio o Mario Gaspar). Y Marcelino le dio protagonismo a los jóvenes formados en las categorías inferiores del conjunto castellonense: Jaume Costa, un lateral profundo; Manu Trigueros, un estupendo mediocampista; o Moi Gómez, un futbolista de banda; son ejemplos que representan la consagración de los canteranos en el primer equipo. También se incluyen Joan Oriol o Nahuel Gómez en la nómina de los futbolistas que han debutado en Primera División (en total han sido más de 45 jugadores en 13 años).

hi-res-d37f69fa20b680331dc8d41df35b124d_crop_north

Tras hacer frente a su deuda e invertir en la formación de sus jóvenes talentos, el Villarreal asumió que su retorno a la élite debía basarse en el ingenio de sus cazatalentos. Sin recursos para emprender grandes traspasos, la dirección deportiva asumió riesgos con futbolistas que empezaban a despuntar en otras ligas o que salían de las canteras de los grandes en busca de una oportunidad. La apuesta le salió bien y el Villarreal abordó el fichaje de futbolistas de gran proyección a precios asequibles: Giovani Dos Santos, Luciano Vietto, Denís Chéryshev, Gerard Moreno, Joel Campbell o Jonathan Dos Santos. También consiguió sacar partido a futbolistas con experiencia en primera división, que relanzaron sus carreras en el submarino amarillo: Uche, Asenjo, Víctor Ruiz o Cani. Y la gestión del club facilitó el regreso a Primera, que se fraguó bajo la dirección de Marcelino García Toral.

Marcos Senna abandonó el Villarreal en 2012, después de conseguir el ascenso a Primera División. Durante su temporada en la categoría de plata el hispanobrasileño ajustó su salario a las necesidades del club. Cuando partió en su aventura americana, Senna sabía que su testigo estaba en buenas manos. El club ha saneado sus finanzas y disfruta de una generación llena de talento, que mezcla a los frutos de su cantera con los descubrimientos de sus ojeadores. El buen ojo en sus traspasos, su plan de juego y su identidad le han otorgado un hueco entre los grandes del fútbol español.

El Villarreal se topó con el Barcelona en las semifinales de Copa y perdió en la ida de los octavos de final de la Europa League frente al Sevilla. El submarino amarillo ha caído siempre a un paso de las finales y tras su derrota por 1-3 en el Madrigal, parece que tendrá que esperar otro año para levantar un título importante. En sus vitrinas solo se exponen dos copas Intertoto, lo que no deja de ser una injusticia para Marcos Senna y la afición del Madrigal. Hace tiempo que el Villarreal merece un premio a su propuesta.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

.

Foto 1: http://www.zimbio.com. Foto 2: bleacherreport.net

NOCHE DE CHAMPIONS EN EL CAMP NOU

Barcelona-vs-Manchester-City

El Barcelona recibe al Manchester City en la vuelta de los octavos de final. A su favor juegan el resultado de la ida (1-2), el buen momento de los blaugranas y la grada del Camp Nou, que ha recuperado la ilusión en el momento crucial de la temporada. El Barcelona inicia su semana clave con un partido trampa. Pese a la proximidad del Clásico, el Barcelona debe mantener la concentración frente al club inglés, que llega herido en su orgullo y mantiene alguna opción en la eliminatoria. Luis Enrique insiste en que su plantilla no va a descuidar su partido ante el Manchester City, un rival que es capaz de fabricar un gol en un acelerón de Agüero o una sutileza de Silva.

El Barcelona no olvida la eliminatoria de la pasada campaña ante el conjunto de Pellegrini. El Barça dominó la posesión y supo hacer daño al rival. Pero el City resistió en los peores momentos y en la segunda parte llegó a enmudecer al Camp Nou. Hasta que llegó la sentencia de Messi (mediada la segunda parte), Valdés había tenido que intervenir de urgencia en dos disparos de Nasri y Kolarov. Kompany hizo el gol del honor y Dani Alves firmó el segundo tanto del Barcelona. En su celebración reprochó a la grada del Camp Nou sus murmullos durante todo el encuentro, una prueba más de que no fue un partido cómodo para los blaugranas. Y el recuerdo de aquel partido alimenta la prudencia del Barcelona, por mucho que el City tenga ahora peor aspecto.

El Manchester City viene de perder parte de sus opciones en la Premier tras la derrota ante el Burnley y se juega la temporada a una carta en el Camp Nou. Mansur bin Zayed al Nahyan es el líder del grupo inversor Abu Dhabi United Group for Development and Investment que se hizo con la propiedad del Manchester City en 2008. Khaldoon Al Mubarak es la parte visible de una sociedad afincada en los Emiratos Árabes y preside el club desde Manchester. Los jeques construyeron un equipo poderoso con el objetivo de consagrarse en Europa. Su músculo financiero ya le ha otorgado dos ligas, una League Cup, una Community Shield, una FA Cup y el trono en la ciudad de Manchester, que tradicionalmente estaba en poder del United. Pero no ha sido capaz de alcanzar triunfos en Europa, frente a presupuestos tan ambiciosos como el suyo. El Manchester City siempre ha caído lejos de las rondas decisivas de la Champions. Fue eliminado en fase de grupos cuando coincidió con el Real Madrid y el Bayern Múnich y perdió frente al Barcelona la temporada pasada. Esta temporada fue segundo en el «grupo de la muerte» y volvió a emparejarse con el Barça en la fase de eliminatorias, en un momento en el que el equipo parece haberse estancado.

i

En una de las temporadas más pobres de los últimos tiempos, las dudas se ciernen sobre la figura de Pellegrini, que ha encontrado en el Barcelona y en la Champions sus mayores obstáculos. El técnico no vive sus mejores días en el banquillo del Etihad Stadium, y la eliminatoria frente al Barça puede ser decisiva para valorar el crédito que le queda a su proyecto. Al entrenador chileno le persigue la fama de que a sus equipos les falta carácter en Europa. Una fama que surgió con el penalti fallado por Riquelme en las semifinales de Champions ante el Arsenal, que volvió a aparecer en su etapa como entrenador del Real Madrid o Málaga y que ha aumentado en el banquillo del City. Y allá donde fuera a Pellegrini siempre le acechó la sombra del Barcelona, que le ha derrotado en 16 de sus 24 enfrentamientos. Fue cesado del banquillo del Real Madrid al no poder desbancar al Barça de Guardiola, sufrió en sus visitas al Camp Nou cuando dirigía al Málaga y el año pasado perdió la eliminatoria de octavos ante el Barça del Tata Martino.

Con la liga muy a favor del Chelsea de Mourinho y sin muchas posibilidades en el resto de los títulos, el Manchester City apura sus opciones de la temporada en un gran escenario. El Barcelona parece haber recobrado la armonía y disfruta con la sonrisa de Messi, que vive uno de esos momentos de inspiración que se reservan a los genios. Posee plena libertad para inventar y lidera el juego del Barcelona en todos sus registros. El año pasado decidió el encuentro cuando había síntomas de preocupación en la afición blaugrana. En la ida del Etihad, esta temporada, Messi dirigió al Barça en un gran partido, pero falló en la sentencia desde los once metros. Pellegrini agradece la oportunidad que le concedió el error del argentino y planea el asalto del Camp Nou. El regreso de Touré, el poderío de Kompany, el talento de Silva y el gatillo de Agüero son las armas con las que cuenta el técnico chileno.

Una vez más, la Champions, Messi y el Camp Nou medirán la suerte de Pellegrini y del Manchester City.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

.

[1] El Manchester City pretende imitar la organización de la cantera blaugrana en su club. Ha invertido en la formación de futbolistas y ha contratado a miembros de la antigua junta directiva del Barcelona: Ferrán Soriano y Txiki Berigistan.

LA LIGA DE LAS MIL CARAS

barcelona-vs-rayo-vallecano-599x300

La liga sigue admitiendo nuevos cambios en el guión y el Barcelona alcanzó el liderato tras aprovechar la derrota del Real Madrid en San Mamés. Venció a un Rayo Vallecano osado en la mañana del Camp Nou y disfrutó ante su público, en la mejor entrada de la temporada (6-1). El Barcelona no desperdicio la oportunidad que le brindó el Madrid, algo que sí ocurrió frente a la Real Sociedad y el Málaga. Con su victoria ante el equipo de Paco Jémez, el Barça es el equipo más goleador y el que menos tantos ha encajado de la Liga. Para redondear la mañana, Messi alcanzó con su hat-trick a Cristiano en la tabla de goleadores, en un combate que parece anticipar la lucha mediática por el Balón de Oro. El buen momento del tridente blaugrana se contrapone a la depresión que sufren los delanteros del Real Madrid. A la sintonía entre Messi y Neymar se ha sumado el despertar goleador de Luis Suárez y, por el contrario, los delanteros del Madrid marcan y rematan cada vez menos. Cristiano completó en San Mamés su cuarto encuentro de la temporada sin disparar a puerta (los mismos que había firmado en sus anteriores campañas con el conjunto blanco), Benzema se apagó ante el empuje de los vascos y Bale lleva ocho partidos consecutivos sin marcar.

El Atlético y el Valencia empataron en el Calderón (1-1), en un partido que se movió por un terreno en el que ambos equipos se sienten cómodos: el de la batalla y la disputa. Los equipos que dirigen Simeone y Nuno aceptan el juego físico con una sonrisa y se midieron en un intercambio de golpes que tuvo más fogosidad que brillo. Koke marcó en su regreso al equipo y Mustafi le dio el empate al Valencia en el segundo tiempo. El duelo entre las segundas espadas de la liga se resolvió con un empate en un partido intenso, más acorde al gusto de los entrenadores que de los aficionados. Destacó más la coraza de Otamendi o Godín que el fútbol de ataque de los valencianos y colchoneros.

FBL-ESP-LIGA-ATLETICO-VALENCIA

En un momento en el que parecen inalcanzables las ligas de 100 puntos (el Barcelona y el Madrid pierden más puntos a lo largo de la temporada que los equipos de Guardiola o Mourinho), cobran más importancia los teóricos candidatos a la tercera plaza, el Atlético o el Valencia, que están a 6 y 7 puntos de la segunda posición. El Atlético basa su juego ofensivo en el talento de Arda Turan, Koke y Griezmann, y ante el club valenciano prescindió de Mandzukic en beneficio de Torres. El Valencia agita los partidos desde el carril izquierdo, el hábitat natural de Gayá y Piatti, y al remate esperan Negredo y Alcácer. Las plantillas del Turia y del Manzanares aspiran en secreto a colarse en la lucha por el título y pueden ser, a su vez, los jueces que decidan el campeón. El Villarreal de Marcelino también gana crédito en la competición, con el aval de su buen juego y el olfato de Vietto, Gerard Moreno o Giovani Dos Santos. Su aspiración es alcanzar la zona Champions y progresar en la Europa League, tras la eliminación copera ante el Barcelona.

El trofeo se decidirá en los últimos partidos y al mismo tiempo estará en juego cada jornada. Nadie representa esta afirmación como el Barça de las mil caras, el nuevo líder de la Liga BBVA. El equipo de Luis Enrique es capaz de asombrar en Manchester, de aburrir en Granada o de caer con estrépito en Anoeta. El viento sopla ahora a su favor, pero las inercias se invierten con demasiada facilidad. Es lógico que nadie se atreva a pronosticar nada en una competición que puede cambiar cada fin de semana.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

LA SONRISA DEL BARCELONA

pic_2015-02-01_FCBvsVILLARREAL_47.v1422829244

El fútbol es un estado de ánimo y el Barcelona es feliz desde que encontró la senda de la victoria. El partido del miércoles frente al Villarreal es una muestra de ello. El equipo no puso en práctica un juego brillante, pero volvió a ganar con solvencia, e incluso pudo dejar sentenciada la eliminatoria.

El Barça se enfrentaba a un gran rival, que ya en liga puso le puso en dificultades en su propio estadio. En aquella ocasión, Messi completó la remontada con un disparo ajustado a la escuadra. Marcelino García Toral también tuvo en mente el encuentro de liga a la hora de plantear la eliminatoria. El técnico asturiano quería evitar a toda costa el juego en carrera del Barcelona y el Villarreal se replegó en campo propio. Quiso aprovechar la velocidad de sus atacantes para sorprender al Barcelona en la misma suerte que tanto le preocupaba de los blaugranas: el contragolpe. Y aunque el conjunto amarillo dispuso de alguna ocasión, el deseo de protegerse le privó de más oportunidades para inquietar a Ter Stegen. En fases del partido, en las que se el Villarreal se apoderó del balón, dio la sensación de que el Barcelona era vulnerable. Vietto, un delantero espléndido, volvió a jugar un buen partido en el Camp Nou: siempre mejoró la jugada y cazó un disparo peligroso que midió la elasticidad de Ter Stegen. Cheryshev, un velocista que avanza por el carril zurdo, asistió a Vietto y el portero alemán resolvió con una gran estirada. Tras el descanso, Ter Stegen cometió un error que condicionó su actuación: no supo despejar un disparo centrado y potente de Manu Trigueros, que acabó en gol.

El problema del Villarreal fue que no empleó el mismo interés en desarmar al Barça que el que prestó a las internadas de Messi. El 10 azulgrana estuvo vigilado siempre por Jaume Costa en el costado, que recibía las ayudas de Cheryshev, Pina y de Bruno Soriano. Messi se descolgó al interior, como es costumbre cuando el equipo blaugrana tiene que progresar en ataque estático. Desde esa posición es capaz de cambiar el ritmo del partido. Buscó a Jordi Alba en el costado, enlazó con Neymar y se asoció con Luis Suárez. La Pulga llegó al área y no atinó en sus dos primeros disparos, que nacieron en dos de las mejores jugadas colectivas del Barcelona.

Barcelona-Villareal1

Messi no estuvo tan fino como lo ha estado en el último mes. En momentos puntuales se desentendió de la jugada y no colaboró en la presión, reservando sus fuerzas para las acciones más decisivas del encuentro. En ellas siempre aparece el argentino, como arquitecto o como brazo ejecutor. Messi, hasta en sus noches perezosas, conserva intacta su capacidad de decidir partidos. No se olvida de usar sus mejores quiebros y encuentra el camino del gol, en el desarrollo y en la ejecución de las acciones. El primer tanto del Barcelona llegó en una acción de Luis Suárez, que le robó un balón a Musacchio en un ejercicio de pundonor. Corrió hasta el pico del área y desde ahí le sirvió al 10 el balón del gol. Messi ajustó su disparo al palo largo con precisión, en un lugar inalcanzable para Asenjo. Suárez, protagonista en las jugadas de los goles, parece cada día más integrado en el equipo: tiene a su favor el cariño de la afición y rescata jugadas que parecen intrascendentes, peleando hasta la extenuación. Aunque sigue sin estar enfocar a la portería y a veces desentona en combinaciones rápidas, Suárez aporta tantas soluciones y pone tanto corazón en el juego que es imposible que el público no premie su esfuerzo.

El Barcelona quiso controlar el partido desde una posesión fiable, segura y solo aceleró en los metros finales, al amparo del juego luminoso de sus delanteros. Le costó improvisar ante una defensa bien plantada pero no se impacientó. Con un Villarreal bien protegido, en un partido menos abierto y un juego más pausado en la circulación, emergió Iniesta. El manchego había perdido protagonismo en los últimos tiempos, era un daño colateral del plan de Luis Enrique, al que le costaba desequilibrar entre tantas idas y venidas de su equipo. El Barcelona ya no atiende tanto a la pausa y aceleración que marcan sus centrocampistas, sino que busca servir el balón a sus delanteros en buenas condiciones, para que ellos decidan la suerte de los partidos. Pero en encuentros como el del miércoles, en los que los espacios son reducidos, Iniesta posee la capacidad de filtrar el mejor pase, de desbordar con sutileza e incluso de mirar a portería. Las tres cosas se dieron en el segundo gol del Barcelona, el tercero de Iniesta en toda la temporada. Se asoció con Suárez, desbordó a la defensa y se favoreció de la lucha entre Mario Gaspar y Luis Suárez, para firmar el gol que volvía a poner al Barcelona por delante, tras el empate de Manu Trigueros al poco de comenzar la segunda parte. El Barcelona se está acostumbrando a reaccionar rápido tras encajar un gol, y no deja de ser una costumbre temeraria que, de momento, le favorece. Minutos más tarde llegaría el 3-1, en un córner botado por Messi, que remató Piqué a la red. El central catalán está en un buen momento de forma y ha recuperado la confianza del barcelonismo. Tras el gol de Piqué, el Barcelona no supo cerrar la eliminatoria y dispuso de un penalti que desperdició Neymar. El brasileño no brilló ante el Villarreal de Marcelino: sufrió ante el marcaje de Mario Gaspar y se enredó en regates intrascendentes. Después de que Musacchio cometiera un penalti por manos, tuvo una pequeña conversación con Messi. Sólo ellos saben si fue Neymar el que pidió tirar el lanzamiento, ofuscado en un partido difícil para él, o fue Messi el que delegó sus funciones en el brasileño, con el recuerdo del fallo ante Oblak en la misma portería. Lo que sí sabemos es que Neymar disparó y Asenjo atajó su disparo en un gesto felino, que le da vida a su equipo en la eliminatoria.

asenjo-denied-neymar-1423761866834

El Barcelona cerró el partido dando por bueno el resultado y el Villarreal encontró consuelo en que mantiene alguna opción en la eliminatoria, después de un partido en el que los elementos estuvieron en su contra. La derrota deja en el camino a un futbolista fundamental para el Villarreal: Bruno Soriano, el capitán del equipo y el responsable de la elaboración del conjunto amarillo. El mediocentro se partió el peroné en el Camp Nou, al intentar detener un eslalon de Iniesta. El Villarreal también sufrió la baja de Mario Gaspar, en la acción que le emparejó con Suárez, antes del segundo gol del Barcelona. Las lesiones favorecieron un discurso un tanto pesimista de Marcelino, que afirmó que la película del partido había seguido un guión escrito por su peor enemigo. En el Madrigal tendrá que salir a buscar al Barcelona, algo que no hizo en el Camp Nou, y debe marcar pronto, para verse con opciones de llegar a la final. Para ello Marcelino dispone de un buen puñado de futbolistas: Vietto, Cheryshev, Manu Trigueros, Gerard Moreno, Moi Gómez o los hermanos Dos Santos. Un equipo joven y de mucha calidad, que en el Camp Nou cometió el error de despreciar el balón, para sujetar, con menor éxito del que Marcelino esperaba, al tridente blaugrana.

El equipo de Luis Enrique encarriló la eliminatoria con paso firme, sin demasiados alardes en el juego, pero con la seriedad que requiere la fase definitiva de una competición. Messi volvió a decidir y Suárez e Iniesta cuajaron un gran partido, en un duelo que evidenció los síntomas de recuperación del uruguayo y el manchego. El Barcelona venció en una noche en la que nadie se quiso exponer. Quizá por ello, un partido que prometía mucho espectáculo, decepcionó en el juego y, en algunas fases, se convirtió en una batalla táctica. El equipo de Luis Enrique compensó su poca velocidad de circulación con un generoso despliegue en la presión, que fue el germen de los goles. Los detalles estuvieron a su favor: se repuso del empate de Trigueros, solventó con fortuna las fugas que dejó su defensa, vio como se lesionaban algunas piezas claves de sus rivales, aprovechó la inercia de las victorias e incluso volvió a marcar a balón parado.

El fútbol es un depósito de emociones y el Barcelona es feliz desde que olvidó la derrota en Anoeta. Sigue quedando un mundo pero lleva diez victorias consecutivas, sus figuras están disfrutando y tiene a tiro el liderato y el pase a la final de la Copa del Rey. Una prueba más de que las victorias son, en el fútbol, el único pretexto que justifica la sonrisa.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

RESUMEN DE LA JORNADA

ESPANYOL 1-2 VILLARREAL

Asenjo_TINIMA20140225_0122_5

El Villarreal venció al Espanyol en Cornellá en un partido vibrante, que tuvo emoción hasta el último minuto. Los castellonenses se adelantaron 0-2 con goles de Moi y Perbet. La aparición del joven Nahuet fue una gran noticia para el Villarreal, asistió a Moi en el primer gol y jugó todo el partido. El Villarreal sigue en la lucha por la Champions, con un proyecto ambicioso y valiente. La cantera es su sustento y posee jugadores de enorme calidad de fuera como Giovanni Dos Santos.

El Espanyol tardó en buscar la portería de Asenjo. Sergio García, que vive días felices en  Cornellá, después de vagar por media Primera División, no estuvo afortunado de cara al gol. Fue Jhon Córdoba, un joven delantero colombiano, el que acortó distancias para su equipo. Y en el descuento, casi sin merecerlo, el conjunto catalán se vio con la oportunidad de empatar el partido. Teixeira Vitienes señaló penalti y Sergio García se dirigió al punto fatídico. Asenjo, que ha sufrido mucho en los últimos años con varias lesiones de rodilla, ha encontrado estabilidad en Villarreal.  El fútbol le debe mucho y el portero empezó a cobrar la deuda. Paró el penalti cuando el partido ya agonizaba y salvó los tres puntos para su equipo.

BETIS 0-2 ATHLETIC DE BILBAO

betisathletiicc-9208709090 (2)

El Athletic se llevó la victoria ante el Betis en un partido marcado por la polémica. En primer lugar, el árbitro Gil Manzano no señaló un penalti sobre Rubén Castro. Y acto seguido señaló pena máxima en una falta que cometió Perkis. La acción se produjo fuera del área. Muñaín marcó y el Athletic se vio con todo a favor. Posteriormente Perkis hizo una entrada infantil que le costó la segunda amarilla. Los béticos, esta vez con el apoyo de la afición, intentaron remar aunque el tiempo y el resultado iban en su contra. Además, los verdiblancos se quedaron con nueve tras la doble amarilla de Reyes. Pero supieron, a base de empuje y esfuerzo, igualar el pulso del partido e incluso marcaron un gol que fue anulado por fuera de juego. Finalmente, el debutante Guillermo rubricó la sentencia para los leones en el primer balón que tocó.

El técnico Valverde reconoció que su equipo supo sacar partido de las desgracias del Betis en un partido feo. El Athletic avanza solido hacia Europa y el Betis se hunde cada vez más en el fango del descenso.

RAYO VALLECANO 0-1 SEVILLA

rayo

El Sevilla venció en Vallecas en un partido intenso, con mucha batalla táctica y poca calidad. Chocaron los planteamientos de Paco Jémez y de Emery, dos estrategas que saben mezclar el buen fútbol con el repliegue. Emery, sabedor de los peligros de Vallecas, formó un equipo junto, más interesado en destruir que en construir. Y fue su jugador más creativo quien decidió el encuentro: Rakitic, galardonado en Enero como mejor jugador del mes, dejó detalles de calidad y sirvió a Coke el gol de la victoria. El lateral cabeceó a la red el centro del croata.

El gol sevillista le dio a su equipo el pretexto perfecto para cerrarse y aguantar el resultado. Y la expulsión de Iborra (vio la segunda tarjeta por tardar en salir del campo tras ser sustituido) alentó al Rayo. Sin embargo, los de Jémez no consiguieron atravesar el entramado defensivo sevillista y los de Emery alcanzaron la victoria. El técnico hispalense alabó el trabajo defensivo de un equipo serio que se ha convertido en un equipo difícil de batir. Y además se encomiendan al talento de Rakitic para ganar partidos. El Rayo, por su parte, ve peligrar su permanencia.

CELTA 1-1 GETAFE

Cronica-Celta-Getafe_TINIMA20140222_0319_5

El Celta y el Getafe se medían en Balaídos en un duelo marcado por la necesidad de los madrileños. Luis García, el entrenador del Getafe, está siendo cuestionado y alargó con un empate su agonía en el banquillo. El planteamiento de los azulones fue claro, formó a un equipo que concediese pocos espacios atrás y que aprovechase los contragolpes para hacer daño. Y durante muchos minutos le salió bien. Lafita anotó el primer gol en una contra en un disparo preciso desde fuera del área. El Celta intentó reaccionar pero durante muchos minutos el Getafe le paró bien. Aunque la expulsión de Lisandro trastocó los planes del Getafe y el Celta, que intentaba jugar pero no encontraba líneas de pase, se reenganchó al partido. El joven talento Rafinha anotó el gol del empate en una gran jugada personal y los celtiñas hicieron sufrir a los madrileños. El Getafe, que acumula diez jornadas sin ganar, acabó pidiendo y la hora y Nolito estrelló un balón en el palo en el último minuto.

VALLADOLID 1-1 LEVANTE

VALLADOLID - LEVANTE

El Valladolid y el Levante empataron en un partido con poco juego. El Levante suele plantear partidos de este estilo, conceden  y obligan a su rival a aprovechar las pocas ocasiones que su defensa permite. Victor Casadesús adelantó a su equipo al rematar un centro del fino Ivanschitz. El Valladolid se vio obligado a buscar el empate y lo encontró en una embarullada jugada en la que Javi Guerra batió a Keylor Navas. El costarricense, uno de los mejores porteros de la liga, pudo hacer algo más en el gol.

Al final el partido acabó enfrascado en riñas y luchas pero sin novedades en el marcador. Terminó en un empate que le vale al Levante pero no contenta a un Valladolid que está en plena lucha por evitar el descenso.

VALENCIA 2-1 GRANADA

635287821603284094w (2)

El Valencia venció en un partido disputado al Granada. Los andaluces se adelantaron en un error de Javi Fuego que aprovechó Piti. Supieron dormir el partido en muchas fases de la primera parte pero los cambios fueron decisivos en la remontada valencianista. El equipo de Pizzi ha crecido a partir de las bandas. Bernat, una especie de copia de Jordi Alba, es un futbolista descarado, rápido, de los que llega a línea de fondo y alimenta con buenos centros a los delanteros. Barragán, por la derecha, también surtió de balones a los suyos. Y así llegaron los goles, tras la entrada en el campo de Alcácer y Jonás. Alcácer consiguió el empate en un centro desde la derecha y ya lleva cinco goles en los últimos cinco encuentros. Y en el minuto 90, el debutante Rubén Vezo consiguió el gol del triunfo. Remató a gol una falta lateral y desató el delirio de Mestalla. La llegada de Pizzi ha aireado las ventanas valencianistas, ha confiado en jugadores jóvenes de perfil bajo pero con gran proyección. El técnico se ha atrevido a dar peso en el equipo a jugadores como Alcácer, Bernat, Fede o Míchel, y ha sabido recuperar a Feghouli o Jonás. Además los nuevos fichajes como Vargas o Vezo están empezando a funcionar. De la mano de Pizzi, hay aire fresco en Valencia.

 

Por Jorge Rodríguez Gascón.

POSTALES DE UN SÁBADO DE FÚTBOL

Real Madrid 4- 2 Villarreal

real-madrid  JESE

El Madrid alcanza el liderato tras su victoria ante un Villarreal peleón en ataque pero que hizo muchas concesiones en defensa. Bale asumió la responsabilidad en la primera parte, ante la ausencia de Cristiano Ronaldo. En el primer gol, el galés, aprovechó una grieta en el submarino amarillo y finalizó con una preciosa vaselina. Posteriormente llegó  a línea de fondo y centró para que Benzema, en el sitio, pusiese el segundo. En la segunda parte, Mario acortó distancias con un preciso zapatazo a la escuadra de Diego López. El Madrid fue superior aunque el Villarreal tiene dinamita arriba, con Giovanni Dos Santos, otro de esos zurdos que dominan la liga. Jesé tomó el testigo de Bale en el segundo tiempo y marcó el tres uno y asistió a Benzema en el 4-2. El canario es un futbolista diferente que cada día crece a mayor velocidad.

Entre tanto Dos Santos marcó un golazo de falta desde 26 metros. El conjunto blanco pareció relajarse y meter en el partido al conjunto castellonense. Los goles de Mario y Gio sostuvieron al equipo en el partido pero el Madrid manejó la pausa y se alejó del rival casi cuando se lo propuso.

Los espacios volvieron a ser sus máximos aliados. El equipo de Carlo Ancelotti se desata cuando el rival le concede metros para correr. Di Maria, que tras ser discutido se ha asentado como volante, se asoció con Jesé. Modric dio la pausa y fue fundamental en la creación. Benzema fue un asesino a sangre fría; parecía que el partido no iba con él pero acabó con un doblete. Para poner el broche a una noche perfecta, la derrota del Atlético frente al Valencia le pone como líder provisional a la espera de lo que suceda en el Pizjuán en el partido entre el Sevilla y el Barcelona.

Almería 2-0 Atlético de Madrid.

1391894716_191255_1391904036_album_grande (2)   GRA472-ALMERIA-08-02-2014-Los-_54400976572_54115221152_960_640 (2)

El Atlético cayó en otro encuentro en el que su rival le superó en intensidad. Tal y como ya hizo el Madrid. Esta vez fue el Almería, que lleva, con la victoria ante los rojiblancos, 4 partidos seguidos sin encajar un gol en su feudo y 1.0 de 12 puntos posibles. El equipo del Cholo Simeone sufrió el acoso de su rival desde el principio. Los andaluces acumulaban mucha gente en zona defensiva e impedían claras líneas de pase.

La sombra de la derrota frente al Madrid planeó por el estadio de Los Juegos Mediterráneos. Es posible que al equipo le esté empezando a pasar factura la fatiga; basan mucho su juego en el trabajo físico y el apretado calendario está empezando a hacer mella. Alex Vidal, el fino jugador del Almería, dejó un par de jugadas para el recuerdo; la primera, fue repelida por los palos y, la segunda, por el meta rojiblanco: un Aranzubia que estuvo desafortunado en los dos goles. En el primero, un centro tras un saque de córner se envenenó, y en el segundo se lió con una cesión peligrosa de su defensa. El portero vasco la perdió y en la pugna con el delantero, el árbitro señaló un penalti dudoso. Fue expulsado y Gabi hizo las veces de portero. No pudo evitar el gol y el Almería se alzó con la victoria; el liderato le ha durado demasiado poco al conjunto colchonero. Diego fue el que más lo intentó pero su asociación con Arda Turan, el otro talento del equipo, parece algo oxidada. Diego Costa ha perdido protagonismo desde el nuevo año y no pudo con la zaga local. El Atlético ha bajado el listón y le está costando caro.

Y eso Simeone, un gran entrenador, lo sabe. Por mucho que  camufle su decepción con tópicos en la rueda de prensa. El argentino, por otra parte, fue honrado y no culpó ni al árbitro, que no les concedió dos penaltis claros, ni al viento, que hizo tambalearse los cimientos del estadio. Sabe que es cometido del equipo sacar adelante los partidos. Aunque parece que su suerte ha cambiado en poco tiempo.

Valencia 4-0 Betis

valencia-betis

El Valencia confirmó las buenas sensaciones que dejaron la victoria en el Camp Nou. El equipo de Pizzi fue despiadado con un Betis que anda en busca de un milagro. Su moral frágil y el tempranero gol valencianista de Mathieu allanaron el camino. Alcácer, otro jugador en plena forma, consiguió un doblete. Feghouli marcó un gran gol en una bonita combinación al contraataque. El francés se zafó del último defensa bético y ajustó el balón a la escuadra. La grada que hasta hace bien poco le maltrataba ahora corea su nombre. El recién llegado Vargas aprovechó los espacios y marcó el gol definitivo.

El Valencia parece en la senda correcta desde que ha llegado Pizzi al banquillo. Sabe a lo que juega, es consciente de sus limitaciones y aprovecha los espacios con velocidad. Parejo está en un gran momento y Piatti, Bernat y Alcácer desbordan como nunca. En Mestalla hay una atmosfera renovada, su equipo vuelve a ilusionar.

Rayo Vallecano 4-1 Málaga

iago falque rayo vallecano malaga goal

Iago Falqué iluminó el campo de Vallecas con dos golazos de mago. En el primero partió desde la derecha y tras hacer dos caños finalizó engañando al meta Willy Caballero por el palo corto. En el segundo volvió a zafarse de su rival con un caño, esta vez desde la izquierda, y consecutivamente soltó un latigazo, su disparo fue rozado por el meta argentino pero no pudo evitar el gol del joven jugador gallego. Larrivey, un trotamundos del fútbol italiano, y Albilla, en un rechace,  completaron la goleada rayista. Iakovenko, que acaba de llegar al equipo, maquilló el resultado para el Málaga.

Iago dijo en sala de prensa que necesitaba un partido así. Las cosas le salieron bien y dio los 3 puntos a su equipo. Nadie duda ya de su talento ni de su compromiso. Desde ayer, todos esperamos que cuando Falqué reciba el balón suceda algo diferente, que el curso de los partidos puede cambiar en sus botas. Y los rivales ya saben que han de cerrar las piernas.

uie

Por Jorge Rodríguez Gascón