LA PROPUESTA DEL VILLARREAL

Villarreal+v+Arsenal+UEFA+Champions+League+9VSZgmPqwCdl

Hace tan solo cuatro años Marcos Senna aparecía ante los medios de comunicación visiblemente afectado. Su equipo, el Villarreal, acababa de descender a Segunda División, tras perder frente al Atlético de Madrid en la última jornada. Senna era el líder de la plantilla y fue una de las claves de la selección española en el triunfo en la Eurocopa de Austria y Suiza. Su Villarreal, equipo al que llegó procedente del Caetano en 2002, había sufrido durante toda la temporada y perdió la categoría en una jornada trágica para la afición del Madrigal. El hispanobrasileño prometió con la voz quebrada que devolvería al submarino amarillo a Primera División.

Villareal es una ciudad industrial situada en la provincia de Castellón de apenas 50.000 habitantes. Fernando Roig, el presidente del equipo, es un hombre ambicioso. No prestó atención a la modestia del club y quiso construir un proyecto que lo situase entre los referentes del fútbol español. Se valió de la fortuna que ha hecho su familia con acciones de la cadena de supermercados Mercadona y de sus otros negocios: dirige la cerámica Pamesa y la empresa de energía eólica Reomar. En 5 años el Villarreal se consolidó en la élite del fútbol español y por su plantilla pasaron grandes futbolistas: Juan Román Riquelme, Diego Forlán, Nilmar, Giuseppe Rossi, Santi Cazorla (procedente de las categorías inferiores), el citado Marcos Senna, Cani o Robert Pirés. En la temporada 2005/2006 el Villarreal llegó a soñar en Europa pero el fallo de Riquelme ante el Arsenal le privó de jugar una final de la Champions contra el Barcelona de Rikjaard. El equipo se fue renovando tras vender a alguna de sus estrellas y desarrolló su identidad con un fútbol de buen gusto, en el que primaba el juego de toque. El Villarreal firmó buenas temporadas, pero volvió a toparse con la barrera de las semifinales (ha perdido las cinco semifinales que ha disputado al máximo nivel). Los años de bonanza fueron contraproducentes para el club en el aspecto económico. Pese a que siempre acertaba en la compra / venta, el Villarreal vivió por encima de sus posibilidades y no pudo hacer frente a los sueldos de la plantilla, contrayendo una deuda con la administración tributaria. Tras el descenso en 2011, Fernando Roig vendió un paquete de acciones de la cadena Mercadona (el 2, 4 %) e impuso una remodelación del club. Fueron traspasados los futbolistas con la ficha más alta y se atendió a los talentos de la cantera. El equipo liquidó su deuda de 10 millones con Hacienda e invirtió en la ampliación de sus instalaciones, para facilitar la formación de sus canteranos. La virtud del Villarreal no se limita a dar facilidades a los canteranos para que evolucionen, con buenas instalaciones y equipos competitivos. El gran acierto reside en darle a los canteranos las esperanzas de que en el club castellonense, si trabajan con constancia, tendrán su oportunidad. Los entrenadores (Pellegrini, Garrido, Valverde o Marcelino) suelen tener la valentía necesaria para poner en el campo a futbolistas jóvenes, teóricamente inexpertos. Los chicos corresponden con una equilibrada mezcla de calidad y madurez y poco a poco se asientan en el primer equipo, con la ayuda de los veteranos. El Villarreal mantuvo alguna de las piezas claves del equipo que impresionó hasta 2011 en Primera División (Marcos Senna, Bruno Soriano, Cani, Mateo Musacchio o Mario Gaspar). Y Marcelino le dio protagonismo a los jóvenes formados en las categorías inferiores del conjunto castellonense: Jaume Costa, un lateral profundo; Manu Trigueros, un estupendo mediocampista; o Moi Gómez, un futbolista de banda; son ejemplos que representan la consagración de los canteranos en el primer equipo. También se incluyen Joan Oriol o Nahuel Gómez en la nómina de los futbolistas que han debutado en Primera División (en total han sido más de 45 jugadores en 13 años).

hi-res-d37f69fa20b680331dc8d41df35b124d_crop_north

Tras hacer frente a su deuda e invertir en la formación de sus jóvenes talentos, el Villarreal asumió que su retorno a la élite debía basarse en el ingenio de sus cazatalentos. Sin recursos para emprender grandes traspasos, la dirección deportiva asumió riesgos con futbolistas que empezaban a despuntar en otras ligas o que salían de las canteras de los grandes en busca de una oportunidad. La apuesta le salió bien y el Villarreal abordó el fichaje de futbolistas de gran proyección a precios asequibles: Giovani Dos Santos, Luciano Vietto, Denís Chéryshev, Gerard Moreno, Joel Campbell o Jonathan Dos Santos. También consiguió sacar partido a futbolistas con experiencia en primera división, que relanzaron sus carreras en el submarino amarillo: Uche, Asenjo, Víctor Ruiz o Cani. Y la gestión del club facilitó el regreso a Primera, que se fraguó bajo la dirección de Marcelino García Toral.

Marcos Senna abandonó el Villarreal en 2012, después de conseguir el ascenso a Primera División. Durante su temporada en la categoría de plata el hispanobrasileño ajustó su salario a las necesidades del club. Cuando partió en su aventura americana, Senna sabía que su testigo estaba en buenas manos. El club ha saneado sus finanzas y disfruta de una generación llena de talento, que mezcla a los frutos de su cantera con los descubrimientos de sus ojeadores. El buen ojo en sus traspasos, su plan de juego y su identidad le han otorgado un hueco entre los grandes del fútbol español.

El Villarreal se topó con el Barcelona en las semifinales de Copa y perdió en la ida de los octavos de final de la Europa League frente al Sevilla. El submarino amarillo ha caído siempre a un paso de las finales y tras su derrota por 1-3 en el Madrigal, parece que tendrá que esperar otro año para levantar un título importante. En sus vitrinas solo se exponen dos copas Intertoto, lo que no deja de ser una injusticia para Marcos Senna y la afición del Madrigal. Hace tiempo que el Villarreal merece un premio a su propuesta.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

.

Foto 1: http://www.zimbio.com. Foto 2: bleacherreport.net

NOCHE DE CHAMPIONS EN EL CAMP NOU

Barcelona-vs-Manchester-City

El Barcelona recibe al Manchester City en la vuelta de los octavos de final. A su favor juegan el resultado de la ida (1-2), el buen momento de los blaugranas y la grada del Camp Nou, que ha recuperado la ilusión en el momento crucial de la temporada. El Barcelona inicia su semana clave con un partido trampa. Pese a la proximidad del Clásico, el Barcelona debe mantener la concentración frente al club inglés, que llega herido en su orgullo y mantiene alguna opción en la eliminatoria. Luis Enrique insiste en que su plantilla no va a descuidar su partido ante el Manchester City, un rival que es capaz de fabricar un gol en un acelerón de Agüero o una sutileza de Silva.

El Barcelona no olvida la eliminatoria de la pasada campaña ante el conjunto de Pellegrini. El Barça dominó la posesión y supo hacer daño al rival. Pero el City resistió en los peores momentos y en la segunda parte llegó a enmudecer al Camp Nou. Hasta que llegó la sentencia de Messi (mediada la segunda parte), Valdés había tenido que intervenir de urgencia en dos disparos de Nasri y Kolarov. Kompany hizo el gol del honor y Dani Alves firmó el segundo tanto del Barcelona. En su celebración reprochó a la grada del Camp Nou sus murmullos durante todo el encuentro, una prueba más de que no fue un partido cómodo para los blaugranas. Y el recuerdo de aquel partido alimenta la prudencia del Barcelona, por mucho que el City tenga ahora peor aspecto.

El Manchester City viene de perder parte de sus opciones en la Premier tras la derrota ante el Burnley y se juega la temporada a una carta en el Camp Nou. Mansur bin Zayed al Nahyan es el líder del grupo inversor Abu Dhabi United Group for Development and Investment que se hizo con la propiedad del Manchester City en 2008. Khaldoon Al Mubarak es la parte visible de una sociedad afincada en los Emiratos Árabes y preside el club desde Manchester. Los jeques construyeron un equipo poderoso con el objetivo de consagrarse en Europa. Su músculo financiero ya le ha otorgado dos ligas, una League Cup, una Community Shield, una FA Cup y el trono en la ciudad de Manchester, que tradicionalmente estaba en poder del United. Pero no ha sido capaz de alcanzar triunfos en Europa, frente a presupuestos tan ambiciosos como el suyo. El Manchester City siempre ha caído lejos de las rondas decisivas de la Champions. Fue eliminado en fase de grupos cuando coincidió con el Real Madrid y el Bayern Múnich y perdió frente al Barcelona la temporada pasada. Esta temporada fue segundo en el «grupo de la muerte» y volvió a emparejarse con el Barça en la fase de eliminatorias, en un momento en el que el equipo parece haberse estancado.

i

En una de las temporadas más pobres de los últimos tiempos, las dudas se ciernen sobre la figura de Pellegrini, que ha encontrado en el Barcelona y en la Champions sus mayores obstáculos. El técnico no vive sus mejores días en el banquillo del Etihad Stadium, y la eliminatoria frente al Barça puede ser decisiva para valorar el crédito que le queda a su proyecto. Al entrenador chileno le persigue la fama de que a sus equipos les falta carácter en Europa. Una fama que surgió con el penalti fallado por Riquelme en las semifinales de Champions ante el Arsenal, que volvió a aparecer en su etapa como entrenador del Real Madrid o Málaga y que ha aumentado en el banquillo del City. Y allá donde fuera a Pellegrini siempre le acechó la sombra del Barcelona, que le ha derrotado en 16 de sus 24 enfrentamientos. Fue cesado del banquillo del Real Madrid al no poder desbancar al Barça de Guardiola, sufrió en sus visitas al Camp Nou cuando dirigía al Málaga y el año pasado perdió la eliminatoria de octavos ante el Barça del Tata Martino.

Con la liga muy a favor del Chelsea de Mourinho y sin muchas posibilidades en el resto de los títulos, el Manchester City apura sus opciones de la temporada en un gran escenario. El Barcelona parece haber recobrado la armonía y disfruta con la sonrisa de Messi, que vive uno de esos momentos de inspiración que se reservan a los genios. Posee plena libertad para inventar y lidera el juego del Barcelona en todos sus registros. El año pasado decidió el encuentro cuando había síntomas de preocupación en la afición blaugrana. En la ida del Etihad, esta temporada, Messi dirigió al Barça en un gran partido, pero falló en la sentencia desde los once metros. Pellegrini agradece la oportunidad que le concedió el error del argentino y planea el asalto del Camp Nou. El regreso de Touré, el poderío de Kompany, el talento de Silva y el gatillo de Agüero son las armas con las que cuenta el técnico chileno.

Una vez más, la Champions, Messi y el Camp Nou medirán la suerte de Pellegrini y del Manchester City.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

.

[1] El Manchester City pretende imitar la organización de la cantera blaugrana en su club. Ha invertido en la formación de futbolistas y ha contratado a miembros de la antigua junta directiva del Barcelona: Ferrán Soriano y Txiki Berigistan.