LA LIGA INESPERADA

Jornada 24.

BARCEL~1 (2)

La pasada jornada el Barcelona afianzaba su progresión con una victoria redonda ante el Levante, el Real Madrid ganó pero no convenció ante el Deportivo y el Atlético se estrelló en su visita a Balaídos. Pero la liga es una competición vibrante, que depara sorpresas cada fin de semana. El guión de la jornada volvió a cambiar la situación en los primeros puestos: el Madrid restauró sus cuatro puntos de distancia con el Barcelona y el Atlético resolvió en el Calderón, en una noche en la que volvieron a brillar sus puntas.

Esta vez el Barcelona cayó contra pronóstico en su propio estadio, víctima de un equipo joven y atrevido como el Málaga, capaz de anular al plantel de Luis Enrique en el repliegue y de desquiciarlo con el balón en su poder. Juanmi aprovechó un error de bulto de Dani Alves para firmar el gol de la victoria en el minuto siete de partido. Y al Barcelona le faltaron recursos para abrir el cerrojo del Málaga, que le ha ganado el duelo al equipo culé en los dos choques de la temporada (consiguió empatar a cero en la Rosaleda y se llevó los tres puntos del Camp Nou). Sin el brillo de sus delanteros (ni Messi ni Suárez ni Neymar estuvieron a su nivel), el Barcelona se convirtió en un equipo previsible, que dejó ciertos síntomas de impotencia.[1] No aprovechó los costados, el único resquicio que dejaba la defensa rival, y ni siquiera llegó a asustar en los últimos minutos. Messi y Neymar acabaron en las redes del sistema defensivo malaguista, y se les vio sin la chispa de las últimas jornadas. Nadie destacó en un Barcelona que se pareció más al equipo impotente de Anoeta que al que llegó a encadenar once victorias consecutivas antes del choque de este fin de semana. La euforia que rondaba en el Camp Nou pudo jugarle una mala pasada al equipo culé, que volvía a tener a tiro el liderato. Tras la derrota, ve como el Real Madrid amplía su distancia y espera resarcirse en el decisivo duelo ante el City, que medirá sus aspiraciones europeas. Pero sería un error no apreciar los méritos del Málaga en su victoria en el Camp Nou. Fue un equipo solidario, que ejecutó las ayudas defensivas con acierto, supo asociarse cuando tuvo el balón y ganó siempre los rechaces. El técnico Javi García volvió a superar a Luis Enrique y supo explotar a su plantilla: dispone de jóvenes futbolistas con descaro (Juanmi, Castillejo, Samuel, Horta o Juanpi) que brillaron en un escenario exigente. El Barcelona ni siquiera agobió al rival en los minutos finales y el Málaga cuidó aquellos detalles que permiten ganar partidos.

25EBD7BA00000578-0-image-a-55_1424562566245

El Atlético de Madrid venció con solvencia al Almería (3-0) y recuperó sensaciones tras la derrota en Balaídos. Simeone planteó el partido para aprovechar la sintonía de sus delanteros, Griezmann y Mandzukic, que viven el mejor momento de la temporada y firmaron los goles atléticos. Y aunque el árbitro jugó un papel importante en el partido al señalar un penalti riguroso sobre Godín, el Atlético fue superior al conjunto que dirige Juan Ignacio Martínez. El penalti lo transformó Mandzukic, un delantero inteligente, que aporta muchas soluciones a su equipo: puede fijar a los centrales, rematar en boca de gol y asistir a sus compañeros. Y el croata se entiende a la perfección con Griezmann, probablemente el futbolista más en forma de la competición. El delantero francés marcó los otros dos goles de su equipo, en dos bonitas acciones ejecutadas con su zurda. En la primera de ellas, recibió un gran servicio de Mandzukic al espacio, aprovechó su velocidad y definió con sutileza. En el tercer tanto del Atlético, Griezmann resolvió un barullo en el área con un disparo cruzado. El Almería se topó con Moyá siempre que lo intentó y firmó demasiado pronto la derrota, tras un mal inicio de partido. Después de la victoria, Simeone prestó más atención a su lucha con el Valencia y el Sevilla por la tercera plaza que a la pugna por el liderato, en un juego al despiste que ya no convence a nadie. Y las noticias que recibió su equipo fueron buenas en ambos sentidos: consiguió acercarse al Barcelona en el segundo puesto y se afianzó en la tercera posición. El Valencia venció en Córdoba (2-1), con goles de André Gómes y Pablo Piatti, y el Sevilla perdió ante la Real Sociedad (4-3) en el partido más bonito de la jornada, que se jugó en la mañana del domingo. En San Sebastián se vio un duelo lleno de alternativas, que resolvió Xabi Prieto con un cabezazo en los minutos finales. La victoria de la Real Sociedad permite a Simeone mirar a la cabeza de la tabla, aunque sigue quedando demasiado para que el técnico reconozca que su equipo es un serio candidato a la liga. Para el resto, lo ha sido siempre.

isco

El Real Madrid cerró la jornada del domingo con una victoria sólida en Elche (2-0). El equipo de Ancelotti sigue recuperando la confianza tras la derrota en el Calderón y aprovechó el pinchazo del Barcelona para consolidar su liderato. El Elche despreció el balón y el Madrid cuajó un buen partido, en el que la media pudo circular el balón a su gusto y sus delanteros volvieron a estar inspirados. Cristiano se implicó más en el juego, generó media docena de ocasiones y acabó marcando el segundo gol del equipo en un poderoso remate de cabeza. Ya lleva 29 goles en Liga y ha igualado a Santillana al marcar 290 tantos con la camiseta del Madrid. Benzema se asoció con el portugués, volvió a firmar un gran partido y llegó a marcar dos goles, aunque su chilena fue anulada por fuera de juego. Ya en la segunda parte, Cristiano aceleró desde la banda y Benzema aprovechó un rechace para adelantar al Madrid. El gol del francés premió a un equipo insistente, que remató más que en los partidos del último mes. El Elche fue un rival estéril, que se dio por vencido cuando el equipo de Ancelotti abrió el marcador. El Madrid ha encontrado a dos rivales cómodos como el Schalke y el Elche para elevar su estado anímico, justo en el momento más delicado de la temporada. En el Martínez Valero creó muchas situaciones de peligro y el Elche no exigió a Casillas. El regreso de Pepe ha dotado al equipo de mayor seguridad y su mezcla con Varane cada día es más fiable. Carvajal y Marcelo profundizaron por los costados y Lucas Silva parece integrado en la media, que dominan Kroos e Isco. El alemán parece haberse repuesto de su bajón físico y sigue siendo un futbolista académico, que parece rayar la perfección en cada pase. Pero en el Madrid, la improvisación está a cargo de otro futbolista: Isco Alarcón. El malagueño tiene un don que se manifiesta en cada control, en cada regate. El balón parece disfrutar en sus botas e Isco hace disfrutar al resto. No es casualidad que una vez más el de Arroyo de la Miel fuese ovacionado en campo contrario, al abandonar el Estadio Martínez Valero. Los campos de Primera suelen apreciar que están ante algo especial y, sin duda, Isco es un futbolista diferente. Casillas sentenció al final del encuentro: “Isco es el próximo jugador más importante que pueda tener este país”.

Dicen que la política se construye con verdades que duran solo un día. En el fútbol las verdades pueden durar más de una semana, pero estas se ponen en cuestión cada partido. Nada nuevo, la liga es una competición larga, que premia al que tenga más regularidad en un carrusel de altibajos. Y cada jornada sigue siendo un laberinto de emociones: la suerte de los equipos puede cambiar en el momento más inesperado.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

.

Foto 1: hoyenfutbol.com. Foto 2: Daily Mail. Foto 3: periodistadigital.com. 

[1] El árbitro le perdonó la expulsión a Neymar en un rabieta y no castigó las patadas en la espalda de Jordi Alba a Juanpi, cuando el Barcelona ya daba por perdido el partido.

EL MADRID LIDERA, EL BARCELONA CAE Y EL ATLÉTICO SE DESINFLA

REAL MADRID 3-0 ELCHE

REAL MADRID - ELCHE

El Real Madrid alcanzó el liderato en una jornada en la que fallaron sus competidores. El conjunto de Ancelotti venció 3-0 en un encuentro en el que se notó la ausencia de Modric. Se encomendó a su pegada y cumplió sin brillo. El Elche puso en dificultades a su rival al inicio, con un sobrio entramado defensivo, pero el gol de Illarramendi facilitó las cosas y el Madrid consiguió una victoria importante. El conjunto de Ancelotti ha ganado en seguridad defensiva desde que ha comenzado el año. El equipo es consciente de que si mantienen la portería a cero ganan los partidos incluso sin alcanzar su mejor versión. Sin Modric el Madrid se convierte en un equipo más aburrido.

El partido sirvió también para que Bale ampliara su cuenta goleadora con un potente zapatazo a la escuadra. El galés está siendo cuestionado en los últimos partidos: en el apartado físico todavía arrastra secuelas de sus lesiones y en el táctico en ocasiones parece desenganchado del equipo. Es probable que no haya asimilado todavía las claves del equipo madridista y parece que juegue para sí mismo. El idioma puede ser una dificultad en este aspecto y también hay que tener en cuenta que es un jugador que no ha completado una pretemporada y su mejor versión física aún está por ver. Isco, un jugador que ha desaparecido de las alineaciones, completó la goleada en un disparo desde la banda izquierda. El malagueño ha pasado de ser el futbolista por el que todos apostaban a ser prescindible en su equipo. Es un jugador diferente aunque sus misteriosos bajones físicos le han condenado al banquillo. La gran asignatura pendiente del entrenador blanco es encontrar un esquema en el que Isco sea importante, aunque para ello el malagueño debe poner más de su parte. No ha de conformarse con ser un revulsivo. Debe ser ambicioso y querer ser importante de inicio. Ahora parece un jugador resignado y sólo la constancia y la continuidad le darán el pasaporte a la titularidad.

El Elche, que está a cuatro puntos del descenso, mostró que es un equipo aguerrido y combativo. Pero su férreo planteamiento se vino abajo con el gol de Illarramendi. Aun así peleó por el empate con vehemencia, pero cuando más lo intentaba, el Madrid consiguió la sentencia.

El Real Madrid es un equipo cada vez más fiable. Ha sido muy constante y ha conseguido remontarle 9 puntos al Barcelona desde el clásico. Ha mejorado en facetas defensivas, conserva intacta su capacidad goleadora (pese a la ausencia de Cristiano) y decide los partidos con cierta facilidad. Sigue dando la impresión de jugar a medio gas, de no mostrar todas sus cartas. Le vale para ganar los partidos, pero es un riesgo que en Europa le puede costar caro. Aunque el Schalke sea en Champions algo similar a lo que es el Elche en la liga española.

REAL SOCIEDAD 3-1 FC BARCELONA

1189823-24875739-640-360

El Barcelona perdió el liderato en Anoeta ante una Real Sociedad con ansias de venganza. La eliminatoria de Copa dejó secuelas y es cierto que los donostiarras merecieron más en dicho enfrentamiento. Pero la suerte, la efectividad blaugrana y alguna decisión arbitral discutible les condenó en el Camp Nou. En la vuelta el Barcelona anestesió las esperanzas de remontada con el dominio del balón.

El Barcelona llegaba al partido tras vencer en Manchester, en otro encuentro en el que el balón había sido su máximo aliado. Sin embargo, en Anoeta todo iba a ser diferente. El Barcelona dominó menos que nunca y cuando tuvo el balón fue de manera estéril. No le concedió la importancia que debía al encuentro y la Real le ganó el partido desde la actitud y el compromiso. El planteamiento del Tata fue erróneo porque ni Song ni Montoya estuvieron acertados. Además la ausencia de Xavi se notó durante todo el partido, la salida de Cesc al campo llegó tarde y se echó en falta la intensidad de Mascherano y los goles de Alexis. Pero el problema del Barcelona no fue el planteamiento o, al menos, no fue el único. El problema del Barcelona fue la actitud: pareció no ser consciente de que era un partido casi tan importante como el de Manchester. Le faltó intensidad y la Real le arrolló en ese apartado. Los donostiarras llegaron antes a las pelotas divididas y se llevaron todos los rechaces. Consiguieron que el Barcelona no estuviera cómodo en ningún momento del encuentro, y Griezmann y Vela volvieron a mostrar las vergüenzas de la zaga blaugrana. La pareja de zurdos desarmó al rival con velocidad y finura. En el Barça, no se vieron las virtudes de los últimos encuentros y se mostraron las carencias que se creían olvidadas.

Al Barcelona le faltó ritmo y velocidad en la circulación. Y como consecuencia apenas generaron ocasiones. De ello se aprovechó una Real entusiasta contagiada por su afición. Vela se marcó un partido impecable, fue una amenaza constante para el Barça: desbordó, provocó ocasiones y sirvió a Griezmann el segundo gol. La Real Sociedad fue a buscar al Barcelona, le presionó arriba e impidió su juego entre líneas. Y aprovechó su superioridad en el partido para ponerse por delante en un córner que remató Song en propia puerta, tras un centro del recién llegado Canales. El jugador cuajó un partido serio y muy completo ante un rival de entidad. El Barcelona, por su parte, consiguió el empate en una acción de Messi, que sigue inspirado de cara a puerta aunque pasó desapercibido durante el resto del encuentro. El argentino culminó con un zurdazo seco una inteligente dejada de Busquets.

real-sociedad--644x362

Pero la reacción del Barcelona fue un espejismo y cometió los mismos errores. Pareció esperar a encajar un nuevo gol para volver a reaccionar, pero el mediocampo siguió desaparecido y eso condenó la reacción al fracaso. No hubo transición y los medios no tuvieron peso, algo fundamental en el Barcelona.

La Real Sociedad siguió amenazando la portería de Valdés, que estuvo algo dubitativo en Anoeta. En su favor hay que decir que la fragilidad defensiva de su equipo no le ayudó. Vela tuvo el 2-1 antes del descanso y tras la reanudación cedió a Griezmann para que marcara a placer. El Barcelona se volvió a despistar en defensa y el gol llegó de un saque de puerta que peinó mal Bartra. El joven central estuvo algo desafortunado, al igual que un Piqué lento e impreciso en el despeje.

El Barcelona pareció firmar pronto su rendición y apenas inquietó la portería de Bravo. Solo un cabezazo de Song amenazó la portería del chileno. Y la Real Sociedad, que jugó a placer durante muchos minutos del segundo envite, aprovechó la indiferencia blaugrana para marcar el tercero, el gol que sentenció el encuentro. Griezmann centró y Zurutuza aprovechó la pasividad de la defensa para batir a Valdés.

A partir de ahí el Barcelona no hizo ni amago de remontada. Neymar no desbordó ni a su sombra, Iniesta (el más activo de los blaugranas) no marcó diferencias, Messi no volvió a comparecer tras el gol, Pedro estuvo impreciso, Cesc no cambió nada cuando salió al campo y Xavi ni se vistió. El entrenador del Barcelona asumió gran parte de la responsabilidad de la derrota blaugrana y lo cierto es que menospreció a un gran rival y le faltó capacidad de reacción cuando el partido se complicó. Eligió un mal día para hacer rotaciones teniendo en cuenta que el Barcelona no gana en Anoeta desde hace tiempo. Pero también hay que reconocer que a los jugadores del Barcelona les faltó orgullo y sacrificio. Se vieron superados por un equipo veloz y nadie confió en la remontada. Ni ellos ni su entrenador. La Real, por su parte, creyó en la victoria desde el calentamiento.

OSASUNA 3-0 ATLÉTICO DE MADRID

atletico_de_madrid_vs_osasuna_23feb2014

El Atlético de Madrid cayó en El Sadar ante Osasuna por 3-0. Los rojiblancos acusaron el desgaste de Milán y cedieron ante el empuje de un equipo guerrero en su feudo. Cejudo adelantó a los navarros en una acción de estrategia. El Atlético de Madrid ha perdido esa confianza que le hacía ganar los partidos que se ponían cuesta arriba. Además el Cholo Simeone hizo rotaciones que no funcionaron. Osasuna es un equipo humilde y sacrificado, pero en su campo se comporta como un grande. Se alimenta de su público y mira de igual a igual a cualquiera. Armenteros hizo el segundo en un preciso disparo lejano y Roberto Torres completó la victoria con un remate de cabeza cruzado.

El conjunto del Cholo ha sufrido un bajón en el momento más importante de la temporada: Diego Costa parece más preocupado en pelearse con los defensas rivales que en marcar goles, Villa ha vuelto con poco ritmo de su lesión, Arda Turan desaparece con más frecuencia y los fuegos artificiales que prometía el regreso de Diego se han quedado en agua de borrajas. Las rotaciones no funcionan como antes y hasta el nivel de Courtois ha bajado en los últimos encuentros.

El Atlético tiene ahora la necesidad de ganar el derby del próximo sábado. Y las urgencias no suelen ser buenas en ningún lado y el fútbol no es una excepción. El Madrid parece más sólido que nunca mientras los rojiblancos se tambalean. Bien es cierto que en este tipo de partidos puede pasar cualquier cosa, no importa la dinámica en la que se llegue. De los citados Costa, Villa, Arda y Diego depende la reacción rojiblanca. Pero nadie duda de que el Madrid es el gran favorito.

Por Jorge Rodríguez Gascón.