Los conjurados del tercer título

Antón Castro // La química del gol

Spain v Slovakia - UEFA EURO 2016 Qualifier

La Eurocopa es una competición apasionante. En este caso, parece tan incierta como siempre o como nunca. De entrada, hay dos equipos que parten como favoritos: Alemania, campeona del mundo en Brasil-2014, y España, campeona de Europa en Polonia y Ucrania-2012. Si Alemania flojeó ante Argentina, que jugó mucho mejor en diversas fases del choque, hasta que apareció la bota angelical y salvadora de Götze, España firmó una obra maestra ante Italia. Fue uno de los momentos prodigiosos del esplendor del balompié español. Ahora, España acude con dudas y con ángulos sombríos: el equipo ha envejecido un poco, ha perdido algo de oxígeno y control, da la sensación de que flaquea en ambición y que le falta algo de remate. La realidad es que ni en sus días de exquisito gobierno y transiciones de fantasía le sobraba gol. La derrota ante Georgia enciende una leve alarma hacia la desconfianza o la incertidumbre.

A nadie le sobra nada. Ni a Alemania ni a Francia, que ha perdido a varias figuras, entre ellos Benzema, ese atacante con despliegue en abanico, y el central Varane, aunque parece claro que tiene a dos futbolistas que están llamados a ser figuras de la cita: Griezmann y Pogba, todo corazón, que son los virtuosos de una nueva generación. Italia  es una incógnita, pero es un clásico que juega a cara de perro; se arma con Gianluigi Buffon, todo profesionalidad, carisma y clase, con el incombustible Motta y con la fortaleza áspera de De Rossi. De los ingleses siempre se espera un atisbo de resurrección: ha pasado medio siglo desde su gran éxito en el Mundial de 1966. En un equipo desconcertante, reclama la atención Marcus Rashford de 18 años. [1] Los belgas jugarán sus cartas con Courtois, De Bruyne, Hazard y el eléctico Carrasco del Atlético de Madrid. Sufrirán, eso sí, la ausencia de su mariscal: Vincent Kompany. Esta podría ser la Eurocopa de Luca Modric y Rakitic, aunque Ante Cacic tiende a retrasarlos en exceso.

Y podría ser el torneo de Cristiano Ronaldo, que juega contra la historia, contra sí mismo y contra los rivales, y de Renato Sanches, un medio de 18 años adquirido por el Bayern Múnich. Deseamos que sea la Eurocopa de nuestros jugadores. Algunos futbolistas llegan en un momento magnífico: De Gea, Busquets, Nolito y, por encima de todos, Andrés Iniesta, que ha hecho una temporada excepcional con 32 años. Ha ido de menos a más, ha asumido la ausencia de Xavi, está en ese instante en que hace de la sutileza un arma tan demoledora como invisible, tan precisa como elegante. Ese el mago absoluto que derrama inteligencia, levedad y poesía. Del Bosque es zorro veterano y posee mano izquierda. De su entereza, su lucidez, su compromiso y su osadía van a depender muchas cosas. Todos sabemos que un tercer título es casi un milagro. O pura química del gol.

.

.

[1] En principio, será suplente de una pareja que ha dominado la Premier League: el veloz e incomprendido Jaimie Vardy y un goleador consumado como Harry Kane.

.

Foto: (IB News/ Juan Manuel Serrano Arce/ Getty Images)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s