CUESTIÓN DE TRES

Antoine+Griezmann+Raphael+Varane+Club+Atletico+VQvjS59GWWql

El título de liga es ahora mismo una lucha que implica a tres equipos. El Barcelona tiene todo a favor a falta de trece jornadas para el final porque, entre otras cosas, ha administrado mejor sus partidos como visitante. Este fin de semana se medirá a un equipo al alza: el Sevilla de Unai Emery, el último que le derrotó. Por otro lado, los perseguidores del Barça -el Atlético y el Madrid- se enfrentan hoy en un duelo decisivo. Puede ser la última oportunidad para alguno de los dos equipos de la capital. Pese a ello, es fácil imaginar que los tres candidatos van a perder puntos en las jornadas que restan. De todas ellas, la que nos ocupa está entre las más importantes.

El Barcelona lidera la clasificación con holgura y parece el equipo más regular. Es capaz de ganar cuando ni siquiera alcanza el aprobado (Las Palmas), cuando roza el notable (Arsenal) o cuando logra un sobresaliente (Celta). Ahora mismo, es tan fiable como difícil de defender, una de las obsesiones que siempre han movido a su técnico. El equipo que dirige Luis Enrique puede cambiar su ropaje durante los partidos: se puede acercar al preciso fútbol de combinación del Barça de Guardiola o mostrar la efectividad y el juego al contragolpe del Madrid de Mourinho. Messi, Neymar y Suárez viven un momento de inspiración que es casi una garantía de éxito. Si no levantan el título en mayo será porque ellos lo han perdido, más que porque otro lo haya ganado.

El Real Madrid perdió el pasado fin de semana en Málaga dos puntos absolutamente necesarios. El efecto de la llegada de Zidane ha sido importante, especialmente en el estado anímico de la plantilla. Pero, de momento, no ha servido para corregir el error más grande de Benítez: la pérdida de puntos fuera del Bernabéu. El equipo de Zidane no ha ganado en dos de sus tres salidas en liga y se mide a su vecino en un encuentro que puede espolear o hundir a la afición. Es, además, el primer gran partido que debe afrontar su técnico, que aspira a ser el portavoz de un club que quiere creer en la remontada. El Madrid llega al partido con dudas en torno a su delantera. Bale está casi descartado y Benzema se ha recuperado en las últimas horas. El francés jugará casi con toda probabilidad, aunque no llega en las mejores condiciones. Su participación puede ser decisiva en el derbi: es capaz de brillar con luz propia y de mejorar a sus compañeros. Aunque quizá la gran ausencia para el Madrid es Marcelo, que arrastra una sobrecarga. Sin él, el Madrid pierde su capacidad para desordenar los partidos, vital frente a equipos que saben agruparse en su área como el Atlético. A la espera de ver el tipo de partido que plantea Simeone, el Madrid de Zidane tendrá sus armas de siempre: la velocidad de Varane en la zaga; la dirección de juego de Modric; la zurda de James; el talento de Isco; y el olfato de Cristiano.

El Atlético llegará al derbi con menos días de descanso, condicionado por el esfuerzo físico del partido de Champions. El equipo de Simeone sigue teniendo a la defensa más difícil de batir, aunque ha perdido algo de acierto en ataque. En los últimos dos partidos se ha quedado sin marcar, algo que ha ocurrido en seis ocasiones a lo largo de la temporada. Griezmann es de largo el mejor jugador del Atlético. Durante muchos tramos del curso, el equipo ha vivido de su zurda. Pero en el mes de febrero ha reducido su incidencia en los partidos y lleva cinco jornadas sin marcar. El constante cambio de posición de su técnico, que ya le había encontrado el sitio idóneo como falso nueve, puede haberle perjudicado. Los empates de las últimas jornadas, ante equipos que ceden el dominio al Atlético, se explican con una simple teoría: el equipo de Simeone parece mejor cuando se enfrenta a los grandes. En esos días, se puede permitir que el peso del juego lo lleve el rival. Entonces, aprovecha la velocidad de su delantera, se protege mejor en el repliegue y compite mejor en la disputa.

Las ligas no se ganan en febrero, pero sí se pueden perder. Los duelos de este fin de semana marcarán de un modo u otro la cabeza de la tabla. La carrera por la liga admite el protagonismo de secundarios que pueden jugar un papel importante en el desenlace de la competición. También se desarrollan luchas paralelas que son incluso más interesantes que el reinado en la clasificación. En ellas están implicados los equipos que pretenden entrar en Europa o evitar el descenso.

Pero el título, por mucho que pueda dejar de serlo esta jornada, es una cuestión que ocupa a tres equipos.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s