EL MADRID SONRÍE EN ROMA

ZIDANE RONALDA

El Real Madrid venció en Roma (0-2) y se acerca a los cuartos de final, en un partido marcado por la actuación de Cristiano, feliz desde que Zidane llegó al banquillo. El día después de hablar ante los medios, confirmó sus buenas sensaciones en el césped del Estadio Olímpico. Más allá del gol, recuperó la virtud del desborde e intimidó a Florenzi, a Rüdiger y probó al portero Szczesny. La noche la completó Jesé con un buen gol a falta de pocos minutos. A la Roma no le faltaron intenciones, pero solo Salah puso en verdadero peligro a la defensa del Madrid. El egipcio mostró que está hecho para los grandes partidos.

Es indudable que Zidane le ha cambiado la cara al Madrid, capaz de resolver en los últimos días dos partidos complicados como el del Athletic y la Roma. El pasado fin de semana, el equipo supo sacar ventajas en el intercambio de golpes. Anoche, su fútbol no tuvo el brillo de los mejores encuentros. Pero sí mostró la seriedad y la inteligencia que exigen unos octavos de final de Champions. En el primer acto, al equipo de Zidane le costó controlar el ritmo del juego, especialmente porque la Roma posee futbolistas capaces de interpretar el plan de Spalletti. Hasta que Cristiano abrió el partido con su tanto, los dos equipos se habían presentado en el área rival con demasiada timidez. Después, el Madrid pudo firmar un triunfo más holgado, sobre todo en dos oportunidades que tuvieron CR y Benzema. En esos minutos, el Madrid enseñó sus mejores virtudes: Marcelo se desplegó por el costado, Modric dominó la circulación, Kroos no arriesgó el balón y James buscó el remate de los delanteros. En el último tramo, Jesé aprovechó los espacios y selló un gran resultado para el Madrid.

Durante muchos minutos, el encuentro tuvo dos claros protagonistas. En el bando romanista, Salah dejaba atrás a Marcelo y Ramos con aparente facilidad. Posee una zurda veloz y precisa, imparable en campo abierto. El egipcio demostró bien pronto que es un futbolista sin complejos; un regateador nato, de esos que entiende que el fútbol es un deporte que premia a los que arriesgan. No fue así porque a Salah le faltó eficacia en las jugadas decisivas; siempre emborronó sus mejores piezas con un toque de más o un final chapucero. En el lado opuesto del campo, se alzaba Cristiano, que sí tuvo ese olfato que le faltó a Salah. El portugués ha recuperado su mejor tono físico y se le ve seguro de sí mismo: vertical en la jugada, preciso en el remate y más inspirado en el quiebro. Mantiene su mirada asesina y los goles alimentan su ambición, quizá su arma más letal. Cristiano entiende el fútbol como un ejercicio de superación, una cualidad que le convierte en un goleador insaciable. En el Olímpico de Roma sentía que debía demostrar que no se había olvidado de marcar fuera del Bernabéu. Y no tardó demasiado en hacerlo. Antes de que se cumpliera la hora de partido, pudo culminar un pase lanzado por Marcelo. Cristiano corrió, despejó la jugada con un bonito cambio de dirección y disparó con potencia. Su lanzamiento rozó en Florenzi y se hizo inalcanzable para Szczesny.

Roma-v-Real-Madrid.jpg

El gol rompió un partido que el Madrid no tenía del todo en su poder. En fases del encuentro, la Roma mostró que la media de Zidane sufre ante equipos que tratan bien el balón. Su línea de mediocampistas está más preparada para dirigir el juego que para trabajar en la recuperación. Y la Roma tiene futbolistas de buen toque a partir de tres cuartos de campo, capaces de retener el balón con acierto. Salah, Perotti, Pjanic y El Shaarawy poseen fútbol para asociarse y desequilibrar. Durante algunos minutos, la Roma llevó el peso del partido y llegó a reclamar un penalti sobre Florenzi.

Pero al equipo de Spaletti le faltó solidez en el juego: rifó demasiados balones y no tuvo acierto en los disparos más peligrosos sobre la portería de Navas, en botas de Dzeko y Vainqueur. Salah tampoco encontró rematador en un centro venenoso, ni tuvo temple para controlar un balón muerto en el área del Madrid. Al juego discontinúo de la Roma colaboran Nainggolan y Vainqueur, dos mediocampistas planos, que ofrecen mejores soluciones cuando el balón es del rival. Sin fluidez en el juego, la Roma se aferraba a una conducción de Salah, mejor en la finta que en el remate. Por si fuera poco, Spaletti decidió retrasar la salida de Totti al campo. Y cuando decidió que ya era momento de que el eterno capitano tuviera sus cinco minutos de gloria, Jesé sentenció el partido. Digné cedió espacio y dejó que el canario se presentara en la frontal del área. Jesé había avanzado casi 40 metros sin hacer un solo regate y no dudó en disparar. El golpeo se fue envenenando e hizo inútil la estirada de Szczesny. El tanto final premió, además, el esfuerzo de Jesé, uno de los futbolistas que viven bajo la protección de Zidane. Y condenó la entrada de Totti, que tuvo que esperar a la celebración del Madrid para ingresar en el campo.

Zidane dirigía por primera vez al Madrid en Champions y no escondía su satisfacción en sala de prensa. Su equipo había ejecutado un fútbol sensato y pragmático, que bastó para tomar el Olímpico de Roma: “Estoy contento de estar con ellos, esto es nuevo para mí. Estoy feliz y voy a intentar que el equipo siga mejorando”. Quizá ahí reside la clave del cambio: Zidane es feliz y no trata de ocultarlo.

El fútbol es, entre otras cosas, una sucesión de estados de ánimo. Nadie parece reflejar esa afirmación como Cristiano, siempre explícito en su lenguaje gestual. Ayer mostró su buen momento y su sintonía con su técnico, al que le dedicó el gol que puede marcar la eliminatoria.

El Madrid no teme sonreír, ahora que Zidane se ha hecho cargo de su banquillo.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

.

Foto 1: as.com. Foto 2: Daily Mail.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s