ENTRE LA PRÓRROGA Y LOS PENALTIS

308073

Hace unos días, un organismo bajo sospecha como la CONMEBOL anunció una serie de novedades en la organización de la Copa América de Chile. La más importante era la supresión de las prórrogas en los partidos de la fase de eliminatorias (la norma no se aplicará en la final del torneo). La medida pretendía evitar que los partidos se alargasen más de lo debido y que los equipos se conformasen con el empate durante los 90 minutos. A su vez, buscaba potenciar la emoción de las segundas partes y favorecer el espectáculo, siempre entendido desde un punto de vista televisivo. No hay que olvidar que la Copa América coincide con un horario de madrugada para el público europeo y las prórrogas largas garantizan un descenso en las audiencias. Por otro lado, las tandas de penaltis reúnen los momentos de emoción indispensables para mantener en vilo al espectador e, incluso, justificar un mal partido.

Uno de los argumentos que defendieron los miembros de la CONMEBOL es que el cambio en la reglamentación buscaba favorecer a los equipos valientes, que fomentan el juego ofensivo y que juegan sin reservas los últimos minutos. Sin embargo, su medida consigue el efecto contrario: favorece a los equipos conservadores, y les proporciona, además, un regalo mejor que la prórroga. La tanda de penaltis se convierte entonces en una oportunidad para igualar las fuerzas frente a un rival que ha hecho más méritos durante el partido.

Las prórrogas, a pesar de que pueden fabricar partidos lentos y trabados, suelen ser el reflejo de lo que ocurre durante el partido. El equipo que más ha buscado el gol encuentra el espacio que no ha tenido en los 90 minutos, frente a un rival que sólo contempla la posibilidad de los penaltis. También, puede ocurrir que la selección que más ha sufrido hasta entonces se imponga en la prórroga y le dé la vuelta a la situación del encuentro.

El tiempo extra transmite además una aproximación a la épica, pues en el recuerdo de todo seguidor del fútbol se amontonan grandes prórrogas. La de la final del Mundial de 2010, en la que Iniesta impuso su conducción suave y sigilosa; las semifinales del Mundial de 2006 entre la Alemania e Italia; la prórroga en el Mundial de España entre Francia y Alemania; o la de México 1970, en la que Italia se impuso 4-3 a la Alemania de Beckenbauer, que jugó toda la prórroga con un brazo en cabestrillo. De entrada, la prórroga supone un acercamiento a lo imprevisible, un justo premio para los equipos que van en busca del resultado.

Es cierto que los penaltis son parte del juego, que hay muchas formas de ganar y que todas son igual de válidas. Pero es evidente que plantear un partido con el único objetivo de resistir hasta los lanzamientos es, cuanto menos, reprochable. En ese caso, los meses de preparación se deciden en la suerte más incontrolable del fútbol. La regla que ha impuesto la CONMEBOL favorece el juego de algunos equipos, basado en eludir tus propias virtudes, para esconder las del rival.

Ningún equipo debería empezar el partido con el sueño de llegar a los penaltis.

.

.

Jorge Rodríguez Gascón.

.

(*)  De momento, solo una eliminatoria de las tres que se han jugado se ha decidido por penaltis, pero da la sensación de que no será la única hasta la final.

(*) Otra de las causas que llevaron a la CONMEBOL a cambiar el reglamento, es la voluntad de evitar lo sucedido en las semifinales de la Copa América de Argentina, a las que todos los equipos accedieron por penaltis. La organización no entiende que el problema no reside en el formato del torneo, sino en la mentalidad de los equipos.

.

Foto: Agencia EFE / peru21.pe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s