BRASIL REINA EN EL CAOS

???????????????????????????

Brasil venció a Colombia en un partido trepidante, caótico, extraño y lleno de emoción. El partido fue tan atípico que hasta los encargados de firmar los goles brasileños fueron los centrales, de largo los mejores de la competición.

El equipo de Scolari ha renunciado al estilo que hizo grande a Brasil y propone al Atlético del Cholo Simeone como modelo de imitación. Y como los rojiblancos, consigue sus victorias a través del choque, de la disputa y de una fe ciega en sus posibilidades.

Ayer jugaba ante la revelación de la competición, la Colombia de José Pékerman, un equipo alegre que se arma a través de la asociación colectiva y del talento de James Rodríguez. Brasil supo que sus opciones pasaban por ser intensos e intimidar desde el inicio a un equipo que no se había fogueado nunca en un marco tan grande. Y la canarinha, alentada por el himno y una afición entregada, arrasó en la puesta en escena. Consiguió silenciar la cumbia de los colombianos y se plantó ante Ospina con frecuencia. Hulk y Neymar son los estiletes ofensivos de un equipo con coraza y escudo, construido desde la defensa, con una pareja de centrales única: Thiago Silva, un central limpio y con jerarquía, y David Luiz, rápido al cruce y hábil en la improvisación. Y fue el primero, el gran capitán, el que consiguió el primer tanto para los brasileños. Tras un córner de Neymar, en el que falló la defensa colombiana, Thiago Silva resolvió el barullo con un rodillazo. (1-0)

(79)BRASIL-FORTALEZA-MUNDIAL 2014-BRASIL VS COLOMBIA

Colombia fue al inicio un equipo miedoso al que le pesó el escenario. Brasil le robaba la alegría en cada disputa y el equipo de Pekerman especuló en exceso. James Rodríguez estuvo toda la primera parte enjaulado por los brasileños, que disfrutan haciendo emboscadas al rival y se emplean con dureza si es necesario. Y sin su estrella, una especie de elixir para todos sus compañeros, no aparecía el regate de Cuadrado, Teófilo perseguía sombras, Guarín ni disparaba ni distribuía y ni Zúñiga ni Armero llegaban a línea de fondo.

Brasil, con su rival arrodillado, disfrutó de ocasiones para haber conseguido mayor diferencia al descanso. Y tras la reanudación la selección colombiana se entonó. James Rodríguez encontró espacios y mostró que tiene mimbres para ser uno de los grandes. Es un futbolista sutil e inteligente, con mucha personalidad y ambición. Pide constantemente el balón y siempre toma la decisión correcta en el momento oportuno. Y Colombia, contagiada por su estrella, se fue a por el empate sin reservas. E hizo enmudecer a una grada tan propensa al delirio como al miedo. La selección cafetera disfrutó entonces de sus mejores oportunidades y se sucedieron jugadas embarulladas, llenas de incertidumbre y de indecisión. En una de ellas, Yepes marcó un gol que fue anulado por fuera de juego.

Y cuando mejor estaba Colombia llegó el gol de David Luiz. El central se sacó un zapatazo en un saque de falta lejano y el balón se alojó en la escuadra de Ospina.

Colombia no renunció después del gol de los brasileños y encontró a James, camuflado en posiciones intermedias, siempre a punto para dar el pase definitivo. El 10 colombiano, mucho más jugador ayer que el 10 brasileño, asistió a Bacca y Julio César lo derribó en un claro penalti. El árbitro madrileño Velasco Carballo lo señaló y James Rodríguez lo transformó con la frialdad de los más grandes. Y el gol de los colombianos sirvió para hacer temblar a los brasileños, que celebraron el pitido final con la misma intensidad que los goles de sus centrales. (Capítulo aparte merece la actuación de Thiago Silva, que firmó un partido impecable).

DAVID%20LUIZ%20Y%20JAMES%20RODRIGUEZ

Colombia renunció a su encanto en la primera parte y lo pagó con la eliminación. En la segunda, mostró todas las virtudes que ha exhibido a lo largo de la competición y amenazó a la anfitriona en los últimos minutos. [1]

El Brasil del músculo, un equipo que solo busca la justificación del marcador, se enfrentará a Alemania en semifinales, con las dolorosas ausencias de Neymar[2] y Thiago Silva.

 

 

[1] Una de las imágenes del día fueron las lágrimas de James Rodríguez al acabar el partido. Colombia ha sido la gran revelación del Mundial: una selección excitante y novedosa, que ha presentado una generación que será capaz de optar a los títulos en próximas ediciones.

[2] Brasil recibió la peor noticia al final del encuentro: su gran estrella Neymar, que ayer jugó un partido discreto, se perderá lo que resta de Mundial por una fisura en una vértebra, tras un rodillazo de Zúñiga en el minuto 88.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s