GARRINCHA, EL EXTREMO DEL AMOR

ANTÓN CASTRO // REGATE EN EL AIRE /
Garrincha_650x402.jpg_1360585586
Brasil acaba de presentar su candidatura al título en el estadio Garrincha de Brasilia. Venció a Camerún, en su partido 100, con relativa facilidad y suavizó algunas de las incógnitas de su juego. Sigue agarrada a Neymar, al que se quiere ver en estado de gracia. Brasil ha ganado cinco finales y perdió dos, una, en casa, ante el Uruguay de Obdulio Valera, en la tarde del ‘Maracanazo’, y otra en Francia, en la gran noche de Zinedine Zidane. Se coronó por vez primera en Suecia: allí coincidieron dos jugadores magníficos, Mané Garrincha y Pelé.
Manuel Francisco dos Santos tomó su nombre de un pájaro «feo, veloz y torpe» del Matto Grosso, apodo que le puso uno de sus hermanos. Garrincha encarnó el desorden, la vitalidad, la parranda; Pelé fue un deportista ejemplar y metódico. Garrincha ha sido para muchos el mejor regateador de todos los tiempos, superior a Best o Johnstone, por citar dos ejemplos. Fue un jugador de leyenda, cuya existencia está marcada por la desmesura, las frases inventadas, la vecindad de la miseria y la precocidad. Tuvo doce hermanos, conoció el hambre y a la vez se crió y se formó jugando al fútbol, pescando, cazando y haciendo el amor. Así lo dicen diversos cronistas.
Había sufrido poliomielitis, tenía la columna torcida y una pierna seis centímetros más larga que la otra. Era zambo. Le costó llegar; contó con un informe maravilloso de Djalma Santos que pidió a los responsables de la ‘canarinha’ que lo llamasen porque jamás nadie le había vuelto tan loco como él en un campo de fútbol. El extremo del Botafogo reemplazó en el ataque, en la banda derecha, a Canario, que jugaría en los Magníficos, y maravilló en Suecia.
1962_garrincha_a_200_es,property=original
Los pupilos de Vicente Feola ganaron en la final 5-2; Pelé lloraba como el niño-adolescente que era en medio de Didí, Vavá, Zagalo, Djalma y Nilton Santos, y Garrincha demostró a todos que era distinto. Recibía, corría la banda, amagaba una y otra vez, desbordaba hacia fuera y realizaba el centro de la muerte a la perfección. Parecía hipnotizar a sus rivales, a los que llamaba siempre Joao. Poseía un gran disparo y un sorprendente cambio de ritmo. Caracoleaba, se detenía y salía disparado. Como un obús. Por eso, y por su candor, lo llamaban «el ángel de los pies torcidos».
Garrincha se casó tres veces. Tuvo catorce hijos. En Suecia se enamoró de la joven Ulf Lindberg y vivieron un romance, del que nacería un hijo, como se sabría muchos años después. Para entonces ya se había casado con Nair. Sin embargo, sería en el Mundial de Chile-1962 donde rindió a su mejor nivel: Pelé se lesionó y fue sustituido por Amarildo, y él jugó a un nivel increíble. Marcó cuatro tantos y ya casi es un lugar común decir que Brasil ganó gracias a él como lo haría Argentina en 1986 merced a la inspiración de Maradona. Garrincha fue elegido mejor jugador del torneo. Se decía que una de las razones de su gran juego, espectacular e incesante, de pura fantasía, fue que se había enamorado de la cantante de samba Elza Soares, que cantó  con Louis Armstrong, y le dedicó sus mejores fintas, sus carreras, la turbadora plasticidad de su rapidez. Garrincha aún jugaría el Mundial de Inglaterra de 1966, pero el equipo cayó en la primera fase. No tardaría en retirarse, víctima de las lesiones.
La gente lo veneraba, lo conocía como «la alegría del pueblo», como reza en su tumba, y recordaba la consigna: «Hay que dársela a Garrincha». Para él sobrevivir al margen del fútbol iba a ser algo durísimo. Sucumbió al alcohol (cerveza y aguardiente) y a otras formas de la miseria, hasta tal punto que murió «pobre, borracho y solo» en 1983, a los 49 años. En mitad de la desesperación, resumió así su condena: «Yo no vivo la vida, la vida vive en mí».
* Este artículo se publicó en Heraldo de Aragón el 25 de junio de 2014.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s