LA NUEVA FRANCIA DE KARIM BENZEMA

ANTÓN CASTRO // REGATE EN EL AIRE/

benzema231

Este es un Mundial extraño. Sobre el papel, a priori, hay muchos favoritos. Sobre el terreno, nadie es mejor que nadie. La propia España ha sido víctima de ello en los dos partidos. E Italia perdió ante Costa Rica. Alemania estuvo contra las cuerdas frente a Ghana: el chiste fácil Ghana gana habría hecho justicia al partido soberbio de los africanos que dominaron a los alemanes durante la primera parte, les impidieron jugar y se pusieron por delante 2-1. A Brasil, el todopoderoso Brasil de Scolari, le amargó el segundo partido México, con un portero de goma que hizo pensar en la ‘Tota’ Carbajal, que jugó cinco mundiales. Nadie parece imbatible ni tener un sistema de juego superior al de los demás o superior al que exhibió España en Sudáfrica. Por cierto, digan lo que digan, como cantaba Raphael, el juego del tiqui taca ha hecho mella en Joachim Löw, que también se ha contagiado de la obsesión de Guardiola por convertir a un gran lateral como Lahm en un intrascendente creador de juego, o en Cesare Prandelli, desolado el otro día en la banda: desolado, desesperado e impotente. Parecía preguntarse: “¿Es esto todo lo que tenemos?”. ¿Sería eso, Balotelli, Pirlo, Cassano, será tanta la nada?

Brasil y Argentina van a su aire o a su bola, y ofrecen muy poca cosa: los dos conjuntos supeditan su juego, su esquema y su partitura a dos estrellas disparejas, Neymar, en período de formación aunque tan valiente como temerario, y a Messi, que intenta recuperar al genio que fue anteayer mismo en Europa. Son dos equipos contradictorios y raros: aburren y apenas ofrecen rasgos de belleza, pinceladas de fútbol coral, una idea o un plan de desarrollo y ataque. Están descolgados por completo de su historia.

seleccion francesa

No se puede hablar, por lo mostrado hasta ahora, de favoritos. Pero sí de un equipo que funciona como un bloque, que es rocoso y sutil a la vez, que tiene personalidad y que crece partido a partido, y que está dirigido desde la delantera por un jugador denostado ayer, odiado por casi toda Francia e idolatrado hoy: Karim Benzema. Esta Francia, de entrada, da la sensación de saber lo que quiere y de tener diversos registros en todas las líneas, registros y piezas intercambiables. En sus dos partidos ofreció una lección de un fútbol sólido, acaso estelar. Es capaz de construir el juego con rapidez y gusto por el toque, que nace en los pies de Cabaye (nervioso e irresponsable: con el resultado a favor seguía golpeando y haciendo faltas como si jugase la final de su vida) y Valbuena (que recuerda a un pequeño jugador de leyenda como Alain Giresse); a la vez practica un contragolpe vertiginoso, conducido por Benzema (que ha llegado pletórico, iluminado de certezas y de inteligencia), por Giroud, por Griezmann o por esos portentos físicos, con gol en las botas, que se llaman Pogba, Matuidi y Sissoko. El nivel general del grupo es tremendo. De repente, se ha animado, se ha encorajinado y empieza a pensar que todo es posible. Benzema, que ha jugado una buena temporada en el Real Madrid, conoce el envés del fútbol: ha sido menospreciado y silbado. Pelillos a la mar. En Brasil se encuentra en plenitud: conduce y remata, golpea desde cualquier posición, fantasea o inicia la jugada. Marca los tiempos. Se sabe importante y cualquier balón le sirve para inventar un pequeño prodigio. Nadie echa de menos a Ribéry ni a Nasri. Si el colegiado le hubiera concedido el último tanto que le marcó a Suiza, ya sería el héroe del Mundial de Brasil. El fútbol no admite la atonía ni la sensatez: va y viene de la cúspide al precipicio en un santiamén. Benzema ya lo había sentido en carne propia. Ahora tiene un puñado de argumentos irrebatibles.

*Este artículo se publicó en Heraldo de Aragón el 23 de junio de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s