FÚTBOL ES FÚTBOL: JOHAN CRUYFF

CRuyff-Dribble

Johan Cruyff (Ámsterdam, Países Bajos, 25 de Abril de 1947) es un referente en la historia del fútbol. Como jugador conquistó prácticamente todos los trofeos y fue un revolucionario, el líder del “Fútbol total”. Con el Ajax de Ámsterdam ganó tres Copas de Europa y seis ligas holandesas. Fue galardonado en tres ocasiones con el Balón de Oro y en Agosto de 1973 se convirtió en el fichaje más caro de la época. El Barcelona pagó por él 126 millones de pesetas con el objetivo de volver a la senda de la victoria. Llegó a un equipo en depresión y lo relanzó en su primer año. Conquistó la Liga 14 años después y cambió la forma de jugar. [1] Aún así solo logró un título más: una Copa del Rey. Tuvo discrepancias con la directiva y sus técnicos. Y se marchó en 1978. En el Barcelona, a modo de balance, se podría decir (con algo de riesgo) que tuvo tanta gloria como pena. Por mucho que sus ideas renovaran un equipo hundido, el holandés no cosechó los éxitos esperados. Cuajó buenos números pero los resultados no le acompañaron.

Sus victorias más importantes para el Barcelona llegaron desde el banquillo. Formó un equipo histórico, basando el juego en sus ideas de fútbol ofensivo, vistoso y de toque. El Dream Team ganó 4 ligas consecutivas y rompió el maleficio blaugrana en la Copa de Europa. El Barcelona se alzó con la “orejona”en Wembley ante la Sampdoria, con un golazo de Koeman en la prórroga. Y el patrimonio del holandés sigue presente en un club que ha sido fiel a sus ideas.

Guardiola-Cruyff

Cruyff resumió su ideario futbolístico en sentencias sencillas y obvias que se han convertido en emblemas del juego:

“Si tienes la pelota, no hace falta defender, porque solo hay una pelota”.

“El fútbol es sencillo, pero lo más difícil es jugar al fútbol de manera sencilla”. Y su variante: “La solución que parece más fácil es de hecho la más difícil”.

“En un partido solo hay tres minutos, repartidos en fragmentos durante todo el encuentro, en el que todo se decide”.

“Mis delanteros solo deben correr 15 metros, a no ser que sean estúpidos o estén durmiendo”.

En otras frases utilizó el fútbol como aliado para expresar sus ideas, a veces con mucho ingenio:

“No soy creyente. En España, los 22 jugadores se santiguan antes de salir al campo. Si Dios existiera siempre habría empate”.

Cruyff fue el máximo exponente de un nuevo fútbol: más ofensivo y menos encorsetado, donde primaba la diversión, el buen juego y el espectáculo. Y estos requisitos eran un medio imprescindible para obtener triunfos:

“Demostramos al mundo que puedes divertirte mucho como futbolista, que puedes reír y pasártelo en grande. Yo represento una época que dejó claro que el fútbol bonito es divertido y que, además, con él se conquistan triunfos”.

Cruyff formó parte de una selección inolvidable: La Naranja Mecánica. Una selección dirigida por Rinus Michel y que protagonizó una gran competición en el Mundial de Alemania (1974). Una selección con ideas renovadas, que procedían del Ajax de Rinus Michel y de Cruyff. La orange perdió en la final ante la anfitriona, cuyo líder era Franz Beckenbauer, un jugador que nunca daba un pelotazo pese a que jugaba en un equipo rocoso y físico. Perdió tras adelantarse a los 50 segundos, en un penalti que le hizo Berti Vogts al propio Cruyff y que ejecutó Johan Neeskens.  Holanda era la favorita y la que mejor fútbol practicaba, pero la fuerza alemana pudo con el talento holandés. La derrota no hizo olvidar la brillantez de la selección pero no le otorgó el premio que se merecía.

johan-cruyff-4

Johan, pese a ser un ganador durante toda su carrera, resumió a la perfección la épica de la derrota:

“Si hubiéramos ganado, quizá nadie habría hablado tanto de ese partido, de lo buenos que éramos y de la perfección de nuestro fútbol”, “Las leyendas también pueden alimentarse de una derrota”.  

La derrota tiene siempre un encanto especial y en el fútbol muchas grandes selecciones han pasado a la historia por ser las grandes derrotadas: la Brasil de 1950 que cayó en Maracaná ante Uruguay, la gran Hungría de Puskas en 1956, la Polonia de Lato y Deyna 1974, la Francia de Platini en el 1982, la Alemania del 66 del joven Beckenbauer o la Brasil del Mundial de España de Zico y Sócrates (1982). Los derrotados generan simpatía y son recordados con orgullo, aunque eso casi nunca les sirva de consuelo. Ellos, al fin y al cabo, lo que quieren es la victoria. Aunque Cruyff pretenda disimularlo con su sentencia.

Cruyff pasó a la historia como un futbolista diferente, de talento irrepetible y cambio de ritmo mortal. Pero también mostró un carácter peculiar y rebelde. Lleno de provocación y excentricidades.

Johan Cruyff manager of FC Barcelona

En el Ajax sufrió una lesión y a su regreso, en Octubre de 1970, el número 9 estaba ocupado por Gerry Mühren. A Cruyff no le importó, empleó el 14 y firmó una brillante actuación. La prensa holandesa se alegró de su regreso a la vez que bromeó acerca del dorsal empleado. Johan convirtió entonces el 14 en su dorsal favorito[2]. Más tarde, la directiva del Ajax negoció su traspaso al Real Madrid a sus espaldas. El holandés ganó la Copa de Europa y se marchó del Ajax, dolido con la directiva. Cruyff firmó entonces, en una clara provocación, por el máximo rival blanco: el Barcelona. En España mostró sus discrepancias con el régimen franquista y tuvo problemas con su entrenador Hennes Weisweiler y la directiva blaugrana. Problemas que anticiparon su salida del club catalán. Más tarde se peleó con la federación holandesa y no acudió al mundial de Argentina, en el que Holanda volvió a perder en la final, otra vez ante la anfitriona. Se rumoreaba que su mujer le había prohibido ir al Mundial por el contexto político que rodeaba a la cita, con la dictadura de Videla enquistada en el poder, y por las continuas fiestas que hacían los holandeses. Años más tarde, cuando su carrera como futbolista se acababa, se enfrentó a la directiva del Ajax y firmó a modo de venganza por su máximo rival: el Feyenoord. En su última temporada jugó a gran nivel y le robó la Liga al equipo de su vida.

Como técnico del Barcelona tuvo enfrentamientos con la prensa y con jugadores. Maltrató a un genial futbolista como Laudrup y el danés le ganó la liga al año siguiente con el Madrid. Y la derrota por 4-0 ante Milán en la final de Atenas (en la que Laudrup fue suplente) puso fin al ciclo del Dream Team. El Barcelona se había fatigado en una dura batalla por la liga, la segunda de Tenerife, y había llegado justo a la final. Cruyff se escudó en ello pero en la rueda de prensa anterior al encuentro había dejado claro que eran los favoritos, en un alarde innecesario que enrabietó al Milán.

Su salida del Barcelona también fue polémica. A falta de dos jornadas, la prensa filtró el acuerdo al que había llegado el club blaugrana con Sir Bobby Robson. Cruyff explotó ante la cúpula culé y el vicepresidente Joan Gaspar, que sería el encargado de cesar al técnico holandés.

barcelona-netherlands-legacy-holland-nou-camp-football-stars-johan-cruyff-wallpaper-1557410632

Pese a su carácter particular y sus provocaciones Cruyff dejó huella en el fútbol y en Barcelona. La fortuna estuvo de su lado en las ligas del Dream Team aunque le esquivó con su selección. El holandés, un romántico del buen fútbol, estableció la base para un proyecto que ha dado más títulos que ningún otro, con su filosofía futbolística como bandera. Fue un torbellino que transformó cada equipo en el que jugó. Y dejó un legado que alimenta el fútbol actual. Los éxitos de Guardiola, de Rikjaard y de la selección española heredan las ideas de Cruyff, de su Ajax y de la Naranja Mecánica. De un jugador que lo ganó casi todo y una selección que cambió el fútbol desde la derrota.

Por Jorge Rodríguez Gascón.


[1] El Barcelona solía formar así: Mora; Rifé, Torres, De la Cruz; Costas, Juan Carlos; Reixach, Asensi, Cruyff, Sotil y Marcial.

[2] En aquel momento, los dorsales por encima del 11 se reservaban a los suplentes.

(*) Algunas de las citas de Cruyff han sido extraídas del libro de Miguel Gutiérrez, Frases de Fútbol, Del libro de Sergi Pàmies, Me gusta el fútbol y del blog argentino La pelota no dobla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s