NOCHE DE CHAMPIONS EN EL CAMP NOU

El Barcelona venció 2-1 en un partido bonito, vibrante y disputado.

1394651491_292552_1394660783_album_normal

El conjunto blaugrana selló su pase a cuartos de final en una eliminatoria complicada. Llegaban los dos equipos heridos en su orgullo: el Barcelona por su derrota en Valladolid y el Manchester por su eliminación de la FA Cup ante el West Ham. El conjunto que dirige el Tata Martino se está acostumbrando a ser cuestionado cada semana, señal de que no todo viene rodado. El Barcelona ha perdido muchos puntos en los campos en los que se ganan las ligas pero en la Champions la historia es diferente. Parece que ante rivales de entidad el Barcelona se destapa como un equipo más sólido. Y lo es porque en este tipo de encuentros le da al rival la importancia que se merece. Algo que no hizo en el desastre de Zorrilla el pasado sábado.

El Barcelona fue agresivo en la puesta en escena, no contemporizó y agobió al rival en la presión. Enfrente, un Manchester City que aguantó los golpes y fue a buscar la portería de Valdés. En los primeros minutos el Barcelona salió enchufado e inquietó al conjunto de Pellegrini. Lo hizo en una jugada muy coral de los culés en la que la pelota acabó en el fondo de la red. Neymar remató el pase de Jordi Alba pero el árbitro señaló un fuera de juego inexistente. Antes, Messi había sufrido un penalti de Lescott, que el colegiado tampoco pitó. Iniesta dirigió el arreón inicial blaugrana, con un juego exquisito. Nos regaló grandes conducciones y mostró un abanico inagotable de recursos. El Manchester comenzó a desperezarse, se desplegó por la izquierda con el lateral Kolarov llegando a línea de fondo. Touré mostraba su poderío físico, Nasri aparecía y Silva combinaba. Y en esas llegó la ocasión más clara de los citizen en la primera parte. Touré sirvió a Silva, el canario cedió de tacón para Nasri y el francés encontró a Valdés en su disparo. El público del Camp Nou resopló ante la ocasión de los ingleses.

El Barça intentaba controlar el partido con el balón. Utilizó el esférico para dormir las acometidas de los ingleses y la posesión despertó a Messi. El argentino había empezado el partido mostrando su compromiso: presionó a los centrales y recuperó un balón tras una carrera de 40 metros frente a Agüero. Más tarde, Messi se activó en el momento preciso y espoleó con sus arrancadas a sus compañeros y a su hinchada. Primero realizó una gran jugada personal en el carril derecho. El fantástico central Kompany le birló el gol cuando el Camp Nou ya se levantaba para celebrar. Volvió a aparecer minutos más tarde y encontró a Xavi en un pase interior. Hart, fundamental para que el City se mantuviera en el partido, atajó el disparo del mediocentro catalán. Después el argentino sirvió, tras un precioso slalon, un balón de gol a Neymar. El brasileño superó a Hart pero su compatriota Fernandinho salvó el tanto bajo palos. Antes el propio Neymar había tenido la oportunidad de marcar tras un gran control orientado con la cabeza. Pero el meta inglés Joe Hart detuvo su disparo a la base del palo.

1394651491_292552_1394661517_album_normal

El partido llegó al descanso con la sensación de que el Barcelona debió haber abierto el marcador. Tuvo varias oportunidades para lograrlo. Jugó una buena primera parte en la que Iniesta y Messi destacaron. El Manchester City presionó arriba, aguantó los envites y supo jugar cuando debía. Mostró que era capaz de disputar la posesión al Barça y se desmelenó por las bandas, especialmente por la izquierda. El conjunto inglés conservó intactas sus opciones al descanso, convencido de que un gol en la reanudación les abriría las puertas de la remontada.

Y se dedicó a ello al comienzo del segundo tiempo. Llegaron los peores minutos para el Barcelona y el Manchester City metió miedo. El conjunto de Pellegrini le robó el balón a los culés y llegó al área con peligro. Dzeko había salido al campo para sustituir a un Agüero mermado. Y el delantero heló la sangre de la afición en un remate de cabeza. Ajustó a la escuadra el centro de Kolarov y Valdés voló para evitar el tanto del bosnio.

1394651491_292552_1394661471_album_normal

Los futbolistas del Barcelona estaban incómodos: les costaba un mundo recuperar el balón y, cuando lo tenían en su poder, no encontraban líneas de pase. Los citizen siguieron angustiando a la parroquia blaugrana hasta que Messi volvió a aparecer. Y lo hizo cuando su equipo más le necesitaba: cuando el City llegaba con insistencia. Neymar se había desfondado, Iniesta no entraba tanto en contacto, Busquets no aportaba el equilibrio del primer tiempo y el Barcelona no dominaba. Primero Leo retó a Lescott en una jugada muy clásica del argentino. Dribló desde la derecha hacia dentro y colocó el balón con mimo al palo largo. Su disparo encontró la madera y enrabietó al argentino. Messi volvió a insistir con un disparo lejano, en otro chispazo de genialidad. Esta vez su lanzamiento se fue fuera por poco. El Manchester City no renunciaba y seguía silenciando a una grada inquieta. Sabía conservar las posesiones y generaba peligro.

Iniesta poco a poco fue recuperando el control del juego, con la colaboración de Xavi, su gran compañero de batallas. Messi volvió a comparecer y esta vez no perdonó. El argentino recogió un pase interior de Cesc que había tropezado en Lescott y salvó la salida de Hart con una sutil cuchara al palo largo. Leo sentenció una difícil eliminatoria en el minuto 67, cuando su equipo se veía con el agua al cuello. Al argentino le estimuló la derrota en Valladolid y  la presencia de su seleccionador: Alejandro Sabella.

1394651491_292552_1394659330_album_normal

A partir de ahí el partido no tuvo la misma emoción, aunque ambos rivales jugaron con la misma intensidad. Hubo tiempo para que el City reclamara un penalti de Piqué a Dzeko en una pugna entre dos gigantes. Antes de que el partido muriera, el Barça utilizó la posesión para defenderse y el City se obcecó en lograr el gol del honor. Y lo consiguió a la salida de un córner por medio de Kompany. El belga es un futbolista valiente, rápido al cruce y poderoso en el juego aéreo. Un central que, por cierto, le vendría de perlas al Barcelona.

Antes de que terminara el encuentro pudimos ver alguna arrancada más de Messi, en la que su explosividad y su conducción vertiginosa hicieron temblar los cimientos de la defensa citizen. Y llegó el gol de la victoria del Barcelona tras una genialidad de Iniesta que remató Dani Alves. El brasileño celebró el gol de una manera extraña, reclamando a su afición más apoyo en los malos momentos.

El Barcelona logró la clasificación ante un gran rival. El Manchester City dio la cara, realizó un gran encuentro y sembró la incertidumbre en algunos momentos. Aún así el resultado de la ida pesó demasiado, no lograron la remontada y acumulan dos eliminaciones en apenas cuatro días.

1394651491_292552_1394661947_album_normal

El Barcelona recuperó sensaciones: cuajó un partido serio, ganó velocidad en la circulación y generó ocasiones. Iniesta realizó un partido muy completo y Messi salvó a su equipo. Aún así el conjunto del Tata incidió en muchos de sus errores de la temporada, en momentos puntuales. Ha perdido brillantez respecto al ciclo de Guardiola y de Tito, ya no es una apisonadora que deslumbra los 90 minutos. Posee lagunas en el juego y minutos en los que parece apagarse. Es un equipo menos regular y le falta gol, algo que se muestra con mayor frecuencia en la competición doméstica. Ayer sus dos futbolistas más desequilibrantes, Andrés Iniesta y Leo Messi, jugaron a gran nivel. Y su equipo depende de ellos más que nunca. Especialmente ante el bajón físico de Xavi y la falta de confianza de Neymar. Pero conserva intacto su cartel de equipo competitivo en los grandes partidos. La solución reside en darle importancia a cada partido y a cada rival. Y en no esperar a una nueva debacle para continuar con la reacción.

El conjunto del Tata no vive su mejor momento aunque supo sufrir ante un rival poderoso. Y como dijo Mascherano es pronto para dar al Barcelona por muerto. Sobre todo si está Messi para reanimar al equipo.

Por Jorge Rodríguez Gascón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s