MADRID Y ATLÉTICO EMPATAN, LA LIGA GANA.

El derby madrileño acabó en tablas en un choque intenso, duro y emocionante.

1393775861_410770_1393777143_album_normal

Llegaban los dos equipos en dinámicas totalmente opuestas. El Madrid venía de golear en Gelsenkirchen y el Atlético de perder en Osasuna. Sin embargo en este tipo de partidos no importa tanto como se llegue. Importa el partido a partido que propone el Cholo. Y el conjunto rojiblanco igualó las fuerzas a base de empuje y sacrificio.

Y eso que todo se puso en contra en la puesta en escena. El Madrid sacó partido de un centro embustero de Di Maria. Benzema, siempre agazapado y al límite del fuera de juego, remató a bocajarro ante la empanada de Filipe. El Atlético vio como todo su planteamiento inicial se iba al traste. El Real Madrid se adelantó pronto, como acostumbra en los duelos en el Calderón (0-1). Pero el Atlético decidió que la historia, esta vez, no iba a ser la misma. Se sacudió el estado de shock en que estaba sumido tras el gol de Benzema. Y lo hizo gracias al esfuerzo colectivo y a la calidad de Arda y Coke, y al peligro que genera Diego Costa. En una de esas llegó una jugada que podía haber cambiado el destino del encuentro. Costa le ganó la partida a Ramos, se cruzó en diagonal y defensa blanco le zancadilleó. El árbitro no señaló un penalti claro y amonestó a Arda Turan para agravar su error. Los rojiblancos se fueron haciendo con el partido a base de empuje, de trabajo y compromiso. Agobió al rival con una presión inteligente y agresiva. El Madrid se confió y creyó que con el primer gol estaba hecho lo más difícil. No fue a por el segundo y lo pagó.

1393775861_410770_1393777357_album_normal

Arda Turan creó juego y desequilibró. Diego Costa se zafó del pegajoso marcaje de los centrales blancos. Diego López resolvió las acometidas atléticas, hasta que Arda Turan alzó la vista y vio a Coke, que se sacó un disparo seco al palo cruzado (1-1).  El Atlético se convenció de que podía ganar el partido y siguió asfixiando en la presión. Se fue a buscar el gol. El Madrid no dominaba y sus posesiones, sin espacios, no siempre llegaban a buen puerto. Y en esas, cuando ya moría el primer tiempo, llegó el golazo de Gabi. El capitán atlético disparó desde 30 metros y batió a Diego López. El meta gallego, tapado por su propia defensa, tardó en reaccionar. (2-1)

El Atlético había conseguido darle la vuelta al resultado, ganando en intensidad a su rival: tocando en corto con precisión y achicando los espacios. El Madrid se relajó y los medios no conectaron con una delantera letal, que necesita de bien poco para ganar partidos. El Atlético ganó la contienda metro a metro, creyó en sí mismo con el viento en contra y el Madrid se confió cuando soplaba a favor.

1393775861_410770_1393780652_album_normal

Con abrir el marcador no fue suficiente para los blancos. Sin embargo, en la segunda parte aprovecharon un rechace para empatar el encuentro. Antes de ello Diego Costa había tenido el 3-1 hasta en dos ocasiones. El árbitro, por su parte, volvió a provocar el enfado de la afición rojiblanca, mostrando la amarilla a Diego Costa en un forcejeo con Arbeloa, en el que si alguien cometió falta fue el defensor madridista.

El Atlético siguió jugando con agresividad, haciendo pequeñas emboscadas para favorecer la recuperación. Solo un lógico bajón físico le hizo perder el control del encuentro. El Madrid mejoró y Courtois estuvo acertado a la hora de detener los avances blancos. Hasta que Cristiano, perdido entre piernas rojiblancas, apareció por primera vez en el partido. Aprovechó un mal control de Bale para rematar a gol en un disparo inapelable (2-2).

Los entrenadores no arriesgaron con las sustituciones: Simeone apostó por el trabajo del Cebolla Rodríguez y no puso a jugar ni a Diego ni a Villa. Y Ancelotti, por su parte, cambio a los laterales (Arbeloa por Carvajal y  Coentrao por Marcelo) rectificando su error inicial y a Di María por Isco, que dejó algunos detalles de su categoría, aunque le sigue faltando continuidad . Ancelotti dejó sin jugar a un Jesé que podría haber aportado descaro al juego blanco.

La dureza es la tónica habitual de estos partidos. El Atlético es un equipo guerrero que apura el límite de cada balón. El Madrid no rehúye la lucha y se emplea a fondo; ambos equipos se encuentran cómodos en el juego subterráneo. Especialmente Pepe y Costa, que estuvo comedido en este aspecto. Y jugó un gran partido.

1393775861_410770_1393782808_album_normal

El encuentro llegó al final con un empate que no es mal resultado para ninguno. Probablemente el Atlético hizo más para llevarse la victoria, pero no aprovecharon su mejor momento para firmar la sentencia. El conjunto colchonero se pareció al de la primera parte de la temporada. Aunque en el tramo final se quedaron sin fuerzas y el Madrid es un equipo letal cuando la fatiga te obliga a bajar la intensidad. Consiguió el empate y agobió en el arreón final. Simeone le ganó la partida a Ancelotti en muchos aspectos: el partido se jugó en el terreno que deseaban, el equipo rojiblanco se sobrepuso a la costumbre del gol temprano blanco, generaron más ocasiones y fueron capaces de contener a las estrellas del Madrid durante gran parte del partido. Aunque al técnico argentino le faltó capacidad de reacción cuando su equipo se desfondó. El Madrid estuvo algo escaso de ideas en el juego posicional y le faltó frescura en ataque.

Pese a ello la delantera blanca es demoledora: con media ocasión cambian partidos y así lo hicieron Benzema y Cristiano. El portugués no estuvo muy acertado en cuanto al juego, incomodado por las constantes ayudas a los laterales atléticos, pero acertó a definir en el empate.

El Madrid sigue en cabeza y salvó un punto en el Calderón. El Atlético realizó un partido muy serio ante su gran rival. Supo emplear las mismas armas que le hicieron ser líder. Demostró que pese a que fue un líder efímero sigue siendo capaz de competir con cualquiera.

La liga sigue estando al rojo vivo.

Por Jorge Rodríguez Gascón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s